El Tribunal de Sen­tencia, integrado por Manuel Aguirre, Lourdes Peña y Rossana Mal­donado, condenó a 9 años de cárcel al suboficial Benito Joel Sanabria, quien fue hallado culpable por el delito de lesión corporal en el ejercicio de fun­ciones públicas tras haber dis­parado en el rostro al diputado liberal Édgar Acosta. El hecho se registró el 31 de marzo del 2017 durante la manifestación llevada a cabo frente el Con­greso Nacional.

Los magistrados de sentencia volvieron a revisar la condena de 12 años de prisión dictada en su momento contra Sanabria y que posteriormente fue anu­lada por un Tribunal de Ape­lación, que dispuso la realiza­ción de un nuevo juicio. En la mencionada audiencia oral, se pudo comprobar que el unifor­mado disparó con su escopeta a la altura del rostro del dipu­tado Acosta, quien a raíz de ello sufrió heridas múltiples. En la oportunidad, el uniformado Sanabria declaró brevemente y pidió disculpas al legislador liberal. “Quería hablar con el diputado para pedirle discul­pas en nombre de mi familia y en nombre de la institución policial por la lesión que le causé”, indicó.

El diputado Édgar Acosta fue herido en el rostro.foto: gentileza
El diputado Édgar Acosta fue herido en el rostro.foto: gentileza

Por su parte, la fiscal Silvia Cabrera volvió a pedir al tribu­nal 15 años de encierro para el acusado. En tanto que el abo­gado Juan Sosa Bareiro, defen­sor del agente del orden, pidió dos años de pena privativa de libertad. Al conocerse la sen­tencia, el representante legal de Sanabria anunció que apelará nuevamente el fallo dictado. A partir de ello, un Tribunal de Apelación deberá analizar la pena dictada y resolver si anula o confirma la condena dictada en primera instancia.

En el primer juicio, llevado a cabo el año pasado, el Tribu­nal de Sentencia conformado por los jueces Arnaldo Fleitas, Elsa García y Olga Ruiz, decidió condenar al uniformado Sana­bria tras hallarlo culpable del hecho punible de lesión corpo­ral en el ejercicio de funciones públicas.

MANIFESTACIÓN

Ayer un grupo de familiares del agente policial Sanabria insta­laron una carpa en la vereda de la Plaza de la Justicia, ubi­cada frente al Poder Judicial de Sajonia, para reclamar por la libertad del mismo.