El juicio oral y público del sacerdote Silves­tre Olmedo acusado por acoso sexual se suspen­dió debido a que el abogado Rodrigo Yódice, defensor del religioso, recusó al Tribunal de Sentencia integrado por los jueces Óscar Rodríguez Massi, Letizia de Gásperi y Julio Granada. Al inicio de la audiencia oral, Yódice pre­sentó varios incidentes que fueron rechazados por los magistrados. Ante esta situa­ción, el defensor del acusado formuló la recusación contra el colegiado.

Con la chicana presentada por el defensor de Olmedo, la audiencia oral se para­lizó hasta tanto el Tribu­nal de Apelación de Central resuelva si confirma a los tres magistrados judiciales para que sigan realizando el juicio oral o decide apartarlos del presente juicio oral.

La Fiscalía acusó al ex sacer­dote de la Parroquia San José de Limpio, Silvestre Olmedo, de 57 años, por haber aco­sado sexualmente a una joven que trabajaba en la Pastoral Juvenil. En su momento, la representante del Ministe­rio Público Luciana Ramos, de la Unidad IV de Mariano Roque Alonso, fue quien for­muló la imputación contra el religioso. Posteriormente, la jueza de Garantías de Lim­pio Elsa Idoyaga realizó la audiencia preliminar donde se resolvió que el padre Olmedo enfrente un juicio oral y público por acoso sexual.

ANTECEDENTES

La denunciante, Alexandra Torres, de 20 años, relató a la Fiscalía que el 21 de setiembre del 2016 se encontraba en la Iglesia San José de Limpio, donde se desempeñaba como coordinadora de la Pastoral Juvenil.

La mujer manifestó que en la oportunidad necesi­taba redactar una nota sobre una actividad juvenil, razón por la cual solicitó ayuda al padre Silvestre en la redac­ción de la misiva. El reli­gioso se sentó con la joven frente a la computadora y en un momento dado, el sacer­dote manoseó la espalda y los senos de la víctima. La joven se levantó y fue a llorar al baño del lugar.