La Sala Constitucional ampliada de la Corte Suprema de Justicia deberá decidir si el cambio de nombre de un transexual es o no inconstitucional. El caso llegó a la máxima instancia judicial debido a una consulta constitucional que realizaron los integrantes de la Cámara Civil y Comercial cuarta sala, cuyos integrantes son Eusebio Melgarejo, Raúl Gómez Frutos y Giuseppe Fossati.

Los camaristas deben resolver la apelación presentada por la Fiscalía a la resolución de la jueza en lo Civil y Comercial Karen González, quien hizo lugar a la demanda planteada por Emmanuel Sepúlveda, quien con la determinación judicial pasó a llamarse Mariana Sepúlveda.

Los miembros del Tribunal de Alzada resolvieron “remitir en consulta el presente expediente judicial a la Sala Constitucional de la Corte en los términos del artículo 18 del Código Procesal Civil acerca de la constitucionalidad y aplicabilidad del presente caso, de acuerdo al artículo 56 de la Ley 1.266/1987 que dispone “el oficial del Registro Civil no inscribir nombres ridículos o que puedan inducir al error sobre el sexo ni más de tres nombres”. Este último artículo es lo que los altos magistrados deberán decir si es o no inconstitucional.

EL FALLO

El año pasado la jueza en lo Civil y Comercial, Karen González, resolvió hacer lugar a la demanda civil planteada por el transexual Emmanuel Sepúlveda, quien consiguió que la Justicia ordenara el cambio de su nombre por Mariana Sepúlveda Esquivel.

La acción fue promovida el 20 de diciembre del 2016 por Sepúlveda Esquivel, quien argumentó que quería cambiar su nombre civil o legal por el de Mariana Sepúlveda Esquivel, de uso social. Su razón era que pese a que fue inscripto con nombre de hombre, a lo largo de los años y desde muy temprana edad construyó su identidad e imagen que corresponden al nombre de una mujer.

La Fiscalía dictaminó que se debía rechazar la demanda porque está prohibido asignar a las personas nombres ridículos o que pueden crear confusión sobre el sexo. Alega que tampoco se acreditó justa causa.

Esta resolución de cambio de nombre es el segundo caso conocido. Anteriormente, el también transexual Yren Rotela, quien se llamaba Nery Rotela, logró cambiar su nombre, aunque el fallo fue apelado por la Fiscalía.