El juez penal de garantías Gustavo Amarilla decidió este miércoles elevar a juicio oral y público la causa que investiga la supuesta fabricación de bombas molotov, presumiblemente preparadas en la sede del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), aquel 31 de marzo y 1 de abril del 2017.

El pasado 11 de febrero se realizó la audiencia preliminar en el despacho del citado magistrado. Los acusados son Luis Osvaldo Sánchez, Brian Esteban Martínez, Rubén Moisés Galeano y Stiben Patrón, quienes solicitaron el sobreseimiento definitivo por el caso, ya que según la abogada Liliana Boccia: “nadie fabricó una bomba molotov”.

El juez Amarilla admitió la inclusión en carácter de testigos al expresidente de la República, Horacio Cartes; el empresario José Ortíz, el diputado Eusebio Alvarenga, el senador Amado Florentín, ingeniero químico José Luis Salomón, entre otras personas, según informó la radioemisora 780 AM.

El magistrado resolvió además rechazar como testigos al Crio. Tomás Paredes Palma, a los policías Guido Amarilla, Gustavo Florentín (único acusado por la muerte de Rodrigo Quintana), a Arnaldo Báez y a Eduardo Mendieta.