El abogado Max Nar­váez, defensor de Brigitte Fuzellier, empresaria y ex directora de la fundación internacional Kolping Paraguay, comentó que hoy es la audiencia pública de imposición de medidas en la causa en la cual su cliente fue acusada por supuesta lesión de con­fianza durante su mandato en la organización (2007 y 2010), acción impulsada por el actual administrador, Olaf Von Brandenstein.

La presentación sería a las 9:00 ante el juez Alcides Cor­beta. El letrado expresó que rechazan las medidas alter­nativas que podrían dar a su cliente, teniendo en cuenta que el proceso aún no cul­minó. “Nosotros como defensa nos vamos a oponer, atendiendo a que la señora no tiene peligro de fuga, no tiene por qué estar encerrada en el país y vamos a pedir que se lo libere de cualquier tipo de medidas mientras dure el proceso”, apuntó.

También adelantó que recu­saron al fiscal Nelson Ruiz por haber violado preceptos constitucionales al impu­tar por denuncia falsa a su cliente. “Vamos a ver cómo vamos a resolver eso antes del inicio de la audiencia”, agregó.

Fuzellier fue desvinculada de la organización en el 2010, luego de revelar hechos de corrupción que se pueden resumir en cobros y pagos sin respaldo legal, apropia­ción de impuestos, falsos créditos, ausencia o falsifi­cación de libros contables, edificación sobrefacturada de centros comunitarios de formación y producción y hasta el uso supuestamente de las sucursales de la funda­ción como burdel. Con base en esas denuncias las audito­rías revelaron un faltante de al menos 1.000.000 de euros, esto obligó a que las autori­dades alemanas suspendie­ran el envío de dinero a la organización.

A partir de ese momento fue sometida a diversos procesos judiciales. El pri­mer caso fue la condena por difamación y calumnia, en el que tuvo que pagar una multa de 150 millones de guaraníes a la parte que­rellante en el marco del proceso presentado por el actual director de la orga­nización. Este nuevo juicio que se enfrenta hoy es por lesión de confianza.

La empresaria también había denunciado ante La Nación que el abogado Gui­llermo Duarte Cacavelos, ex candidato a senador por el Partido Democrático Pro­gresista (PDP), es el defen­sor de las autoridades y ex directivos de la fundación, personas que serían parte de una rosca con fuertes sospe­chas de estar involucradas en malversación y lavado de dinero. El trabajo de Caca­velos como asesor de estas personas, según denunció Fuzellier, es manipular a su antojo a gran parte de los jueces y fiscales utilizando el tráfico de influencias.

Abog. Guillermo Duarte Cacavelos querelló a Fuzellier.
Abog. Guillermo Duarte Cacavelos querelló a Fuzellier.