El ex ministro de la Secretaría Nacional de Antidrogas (Senad), Francisco de Vargas, insiste en extinguir su proceso penal por lesión de confianza y producción de documento no auténtico por la supuesta compra sobrevalorada de equipos de escucha telefónica. Fue al apelar la resolución del juez de Delitos Económicos, José Delmás, quien rechazó extinguir el presente caso. Igualmente, se apeló que no se haya ordenado la reapertura del presente caso. El escrito fue presentado por el abogado Rodrigo González Planás, defensor de De Vargas.

Ahora, será el Tribunal de Apelación el que debe resolver si corresponde ratificar el rechazo de la extinción del proceso o hacer lugar al pedido hecho por la defensa de De Vargas. En la causa, también está acusado el otro ex ministro de la Senad, Luis Rojas.

Días atrás, el magistrado Delmás rechazó extinguir el proceso penal y fijó para el 14 de febrero, a las 9:00, la audiencia preliminar, en la que se conocerá si el presente caso se eleva a juicio oral y público.

El fiscal Luis Piñánez acusó y sostiene que los ex ministros de la Senad, De Vargas y Rojas, son los directos responsables de la compra de equipos de escucha telefónica que supuestamente no fueron incorporados al patrimonio de la mencionada institución.

OTROS ACUSADOS

Están acusados en la presente causa penal Antonio Pereira, Silvia Jara Acha, Alberto Daniel Ferreira Martí, Silvio Amarilla Torales, Adalberto Javier Benítez, Jessica Paola Reyes Pereira, Hugo Danilo González. El fiscal Piñánez solicitó el sobreseimiento de Nicasio Bóveda, Alfredo Bóveda Mongelós, estos dos últimos directivos de la firma Televox.

Según la investigación fiscal, De Vargas abonó G. 9.406.120.000 en el 2012 y Rojas G. 1.250.000.000 en el 2015 por los equipos de escucha, recurriendo a la firma Televox SRL, creada para consumar las transacciones con la Senad.