El juez penal de garantías Hugo Camé resolvió decretar la aplicación de la medida cautelar de la prisión preventiva en contra de Carmen Villalba, Alcides Oviedo y Aldo Meza, líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

La decisión del magistrado se da tras la comparecencia de estas tres personas en la audiencia de imposición de medidas este viernes en el Juzgado de Lambaré, en el marco de una causa donde están imputados por homicidio doloso en grado de tentativa.

Camé consideró que existen los peligros de obstrucción al proceso de la investigación, por lo que decidió aplicar la máxima sanción cautelar para los criminales.

Villalba seguirá de esta manera recluida en la Penitenciaría para mujeres “Casa del Buen Pastor, mientras que Oviedo y Meza seguirán privados de su libertad en la sede de la Agrupación Especializada.

Carmen Villalba, Alcides Oviedo y Aldo Meza, líderes detenidos de la banda criminal, llegaron esta mañana hasta la sede del Juzgado de Lambaré, acompañados de una fuerte custodia policial.

Según informó el magistrado Camé, las tres personas se abstuvieron a prestar declaración. “Ni siquiera sus datos quisieron brindar”, dijo el juez, a través de la 970 AM.

Esta comparecencia se realizó en el marco de una nueva causa penal abiera por el fiscal antisecuestro Federico Delfino, por un hecho que data del año 2004, cuando estas tres personas fueron detenidas en la ciudad de Ñemby.

El antecedente señala que los procesados, cuando eran perseguidos por personal policial en el 2004, lanzaron bombas molotov desde un automóvil en contra de la humanidad de los uniformados. No logrando herir a ningún policial, Villalba descendió del vehículo y ejecutó disparos de metralleta en contra de los agentes de seguridad, quienes pudieron minutos más tarde detener a los tres criminales.

Carmen Villalba, Alcides Oviedo y Aldo Meza cumplen actualmente condena por el caso de secuestro de María Edith Bordón de Debernadi, quien fue raptada en el año 2001 y luego, tras negociaciones, liberada en Enero del 2002.