El juez penal de Garantías, Rolando Duarte, fue confirmado para que entienda en la causa sobre prevaricato, abierta contra el ministro de la Corte Sindulfo Blanco y a su ex colega, Víctor Núñez. Así lo dispuso la Cámara de Apelaciones Tercera Sala en lo Penal, conformada por los magistrados Cristóbal Sánchez, Arnulfo Arias y José Waldir Servín.

De esta forma, la causa quedó destrabada luego casi dos años de esperar una resolución con respecto a la impugnación realizada por el entonces juez Penal de Garantías, Hugo Sosa Pasmor contra la inhibición de su colega, Gustavo Amarilla.

En el 2016, los fiscales René Fernández y Luis Piñánez presentaron imputación contra los citados ministros de la Corte. El juez Duarte deberá analizar si admite la imputación e inicia el proceso de investigación, a fin de corroborar si efectivamente ambos incurrieron en el delito de prevaricato.

Varias son las acusaciones que pesan sobre el ministro Blanco, entre ellas la de habilitar el ingreso al país de químicos peligrosos, la compraventa de tierras públicas, la liberación de un peligroso asesino y se le cuestiona la honorabilidad, porque admitió ante el Senado que mintió con respecto a la inamovilidad en el cargo. En cuanto al ex ministro Núñez, está vinculado con una presión para liberar a Vilmar “Neneco” Acosta y su padre, Vidal Acosta.