La Justicia tarda, pero llega. Tras 14 años de batallar en los estrados judiciales para obtener una reparación económica tras el incendio del supermercado Ycuá Bolaños Botánico, un grupo de 18 familias fueron beneficiadas con el pago de la indemnización por daños y perjuicio. La entrega de los cheques quedó a cargo de las autoridades del Poder Judicial, entre ellos el ministro de Corte, Eugenio Jiménez.

“Son 18 familias que perseveraron en su causa, que confiaron en la Justicia y llegaron hasta el día de hoy con esta indemnización. El monto total de lo que hoy se va a entregar son de 6 mil millones de guaraníes para esas 18 personas”, explicó Marta Sosa, contadora general de la Corte Suprema de Justicia

Los 6 mil millones de guaraníes corresponden a una parte de los 21.813 millones de guaraníes que se obtuvo mediante el pago de la aseguradora Mapfre (3.500.000 dólares); la recaudación del 1 de agosto del 2014 (día del incendio) que es G. 353 millones; y el importe por la venta de los supermercados Ycuá Bolaños Los Arcos y Multiplaza, que oscila en G. 2.000 millones. A esto debe sumarse lo que será recaudado en la subasta de las joyas y demás bienes que Juan Pío Paiva tenía guardados en la caja fuerte de un banco.

Si bien solo 17 personas pudieron retirar sus cheques porque uno de los beneficiados falleció, el dinero que le corresponde quedará en una cuenta judicial de modo a que una vez abierta la sucesión, los herederos puedan disponer de él, según explicó la contadora del Poder Judicial.

A fin de resguardar la integridad de las víctimas que cobraron sus respectivas indemnizaciones, la Corte dispuso un operativo conjunto con la Policía Nacional y el Banco Nacional de Fomento. Eso permitió a quienes deseaban abrir una cuenta, puedan hacerlo y así disponer del dinero mediante una tarjeta de débito; mientras para quienes ya tenían cuentas se facilitó un vehículo que los llevó hasta el banco donde efectivizaron sus cheques y allí lo depositan en la cuenta ya sea del banco, financiera o cooperativa existente.