El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) decidió remover de sus cargos a las juezas Norma Girala y Mirta Aguayo, miembros del Tribunal de Sentencia de Ciudad del Este. Además de las magistradas Haydée Barboza y Mónica Rivas, miembros del Tribunal de Sentencia de Alto Paraná. Asimismo a la agente fiscal Mónica Rocío Larrosa.

Los casos más destacados son de las juezas Haydeé Barboza y Mónica Rivas, enjuiciadas por mal desempeño en sus funciones. Las magistradas falsearon datos de un juicio oral para blanquear a dos acusados por el tráfico de cocaína. Se trata del conocido caso de “las drogas que se convirtieron en harina”. El presidente del JEM había denunciado que en más de una ocasión en la evaluación primaria de campo la droga daba positivo a cocaína y luego de pasar a ser verificados resultaron ser harinas o almidón. Ambas juezas fueron enjuiciadas en ese caso por el jurado y ahora fueron removidas del cargo.

También la jueza María Raquel Fernández, quien fue enjuiciada por el caso del 31M y la quema del Congreso Nacional, cuando no pidió el cruce de llamadas por parecerle “improcedente” y porque aportaba nada más al “morbo”.

También fue enjuiciado con suspensión a Justiniano Cardozo, fiscal de Amambay. En tanto que los agentes fiscales Oscar Talavera y Susana González, también son procesados por estar involucrados en situaciones graves y denunciados por mal desempeño en sus funciones.