El juez penal de Garantías Julián López decretó el arresto domiciliario del funcionario del Ministerio de Hacienda Eduardo Núñez Rojas, impu­tado por cohecho pasivo agra­vado (coima). López dispuso una fianza de G. 20 millones y la prohibición de salida del país.

Asimismo, ordenó que el pro­veedor del Estado Jorge Argüe­llo guarde reclusión domicilia­ria. La decisión se dio a conocer luego de la audiencia de imposi­ción de medidas llevada a cabo en el Palacio de Justicia.

La fiscala de Delitos Económi­cos Natalia Fuster imputó el miércoles a Núñez por cohecho pasivo y cohecho pasivo agra­vado (coima), y a Argüello por soborno y soborno agravado.

El proceso se inició tras la denuncia de María Benítez, directora Anticorrupción de Hacienda. El Ministerio Público realizó un operativo encubierto durante el que se concretó la entrega de una “coima” de G. 20 millones.

Según los antecedentes, Núñez es coordinador de Recursos Administrativos de Hacienda y se valió de un funcionario a su cargo para solicitar a Argüello el pago de la coima para acelerar el cobro que debía recibir la empresa de Argüello por ser­vicios de fumigación.