El Ministerio Público informó que la fiscal Vanesa Candia formuló acusación contra el abogado Matías Augusto Añez Mareco (39) por la supuesta comisión de los hechos punibles de feminicidio y violencia familiar y solicitó la elevación de la causa a juicio oral y público.

El requerimiento conclusivo de Candia fue presentado ante el Juzgado Penal de Garantías Nº 3, a cargo del magistrado Carlos Vera Ruiz.

Así se da otro paso en el largo camino para la consecución de la justicia en memoria de Alba Gabriela Dávalos Cáceres, quien perdió la vida a la edad de 27 años al caer desde un octavo piso en la noche del 3 de diciembre de 2017.

Inicialmente, el citado Añez Mareco dijo a las autoridades que Alba Gabriela se había autoeliminado, arrojándose ella misma al vacío. En la noche del luctuoso hecho, llamativamente, el tal Añez Mareco desapareció.

Tras las primeras pericias en la escena del crimen, los testimonios de las últimas personas que vieron con vida a la víctima y la declaración de una amiga de Alba Gabriela a quien esta última pidió auxilio, la presunta autoeliminación fue encaminada como investigación de un hecho de feminicidio.

Añez Mareco fue detenido cinco días después del feminicidio de Alba Gabriela. El hombre se encontraba oculto en un hotel ubicado en el kilómetro 3,5 de Ciudad del Este.

RELACIÓN SENTIMENTAL

La malograda joven y Añez Mareco mantenían una relación sentimental. La misma iba por su tercer año, pero era sacudida por frecuentes hechos de violencia familiar, según se dilucidó en la investigación.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

“La Fiscalía pudo corroborar que el acusado ejercía violencia física y sicológica en el seno de su familia, puesto que en una oportunidad llegó a castigar a la hija menor de Alba Gabriela que vivía con ellos en el apartamento, pero que en la noche de la tragedia no se encontraba en el lugar”, dijo hoy el Ministerio Público.

“La golpiza a la niña habría sido por haber ingresado a la habitación del hoy acusado y de su madre. La nena comentó además que su mamá peleaba constantemente con el acusado y que éste siempre le culpaba de todo. Estas declaraciones las brindó en la Cámara Gesell, que se realizó como anticipo jurisdicción de pruebas”, añadió el reporte.

“La representación pública sostiene que existen suficientes elementos que incriminan al sospechado en los hechos mencionados”, finalizó la divulgación.