La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en mayoría, integrada por Miryam Peña, Miguel Óscar Bajac y Gladys Bareiro de Módica, dio trámite a la acción de inconstitucionalidad planteada por Eduvigis Fariña, quien profesa la religión de los Testigos de Jehová, una rama del cristianismo que no permite la transfusión de sangre, y que pretende se declare inconstitucional la sentencia del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de Central, que confirmó que su esposa, Linia Ayala González, sea sometida a una transfusión de sangre a pesar de profesar dicha religión.

Los ministros de la Corte, Peña y Bajac, votaron por dar trámite a la acción, mientras que Módica votó por rechazar in limine la presentación que hizo Fariña. Ahora, los altos magistrados deberán analizar la acción para luego resolver sobre el fondo de la cuestión.

Meses atrás, el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) presentó un amparo judicial para realizar una transfusión de sangre a Ayala, quien ingresó con un cuadro grave de salud. La mujer se negó, por lo que los médicos recurrieron a la justicia, obteniendo una decisión favorable.