Mientras operadores del oficialismo se enfocan en ventilar salario que perciben profesionales del sector privado, en Gabinete no saben responder en qué condiciones realiza funciones de Gobierno la asesora venezolana. Cuánto cobra ni qué documentos las avalan para proveer información ni desempeñarse en actos oficiales.

Ni una posibilidad existe en la Presi­dencia de la Repú­blica de conocer las con­diciones en la que ejerce funciones de Gobierno, Verioska Velasco, la ase­sora venezolana del jefe de Estado, Mario Abdo Benítez.

La mujer es una de las más influyentes del círculo del pre­sidente de la República. Es la que aparece en actos oficiales y a quien leales, altos funciona­rios rinden pleitesía por su efi­ciente gestión. Es sabido, ade­más que la venezolana es la que orienta información sensible del Gobierno y a quien se le atribuye el último operativo derrame de datos reservados de la Seprelad, que tienen alto tinte proselitista como dispa­rador contra el adversario del oficialismo.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

¿Quién la habilita y qué docu­mentos la avalan?, es todo un misterio cuando necesaria­mente por jurisprudencias existentes debe haber un acto administrativo que la autorice, según explicó el ex ministro de la Función Pública, Humberto Peralta. En el caso de la ase­sora venezolana de la Presi­dencia, todos se desentienden de la situación.

El acto administrativo que habilite a la persona a estar en función de Gobierno como es el caso de Velasco, debe ser por Resolución o Decreto de Pre­sidencia, en este último caso cuando está al tanto de infor­maciones de carácter restrin­gido a nivel político y estatal.

Sin embargo, nadie aclara sobre los alcances de sus ges­tiones, menos aún quién la financia, donde cobra salario u honorarios. El jefe de Gabi­nete Civil de la Presidencia, Hernán Huttermann, solo se limitó a decir que Velasco no figura en las planillas. “Desde la Secretaría General y Jefa­tura del Gabinete Civil de la Presidencia de la República, en lo que respecta a Verioska Velasco, ella no se desempeña como funcionaria en ningún cargo. Tampoco recibe remu­neración alguna que sea retri­buida desde esta dependencia gubernamental”, respondió al ser consultado sobre el tema.

Los ingresos de Velasco se guardan bajo 7 llaves, hay un severo secretismo sobre su situación, muy diferente a la actuación con relación a sus adversarios políticos, como el caso del presiden­ciable Santiago Peña a quien Mauricio Espínola, desde su cargo privilegiado se encargó de escanearlo para desparra­mar por todos lados los ingre­sos del precandidato en el sector privado.

El ex ministro Peralta habló de fomento a la informalidad den­tro del propio Estado, cuando la principal conquista del sec­tor público es precisamente la condición altamente for­mal de sus instituciones. Así también, el mismo mencionó un mal desempeño de funcio­nes “porque no se presume el desconocimiento de la ley o de las normativas para dictar un acto administrativo al res­pecto. A nombre de quién está actuando esa persona en par­ticular, si aparece en los actos protocolares y oficiales”.

Hernán Huttemann no aclaró dónde percibe sueldo la asesora de Presidencia, quien realiza funciones de Gobierno.

SEPA MÁS

Contraloría toma nota

Al ser consultado sobre el tema de la asesora venezolana, el con­tralor de la República, Camilo Benítez, señaló que los asesores de la institución comenzarán a evaluar el caso esta semana. Sos­tuvo que todavía no tiene claro los alcances de la competencia de su entidad, sin embargo, manifestó que tomaron nota de la publicación de nuestro medio y analizarán las atribuciones que les corresponde, así también dejar asentado qué repartición del Estado debe expedirse al respecto.

Dejanos tu comentario