Ola de asaltos, hechos de violencia, sicariato, invasiones a propiedades privadas y una Policía completamente avasallada son solo algunas de las características de la cuestionada gestión del ministro Arnaldo Giuzzio, quien se aferra al cargo pese a los reiterados acontecimientos que lo aplazan cada vez más en su administración. Sobre este tema habló anoche el senador Stephan Rasmussen en el programa “Tierra de nadie”.

Los violentos inci­dentes sucedidos la semana pasada en las adyacencias del Congreso Nacional pusieron nueva­mente en boca de la opinión pública a la autoridad encar­gada de la seguridad interna del país. Giuzzio, blanco de duras críticas ante su falta de gestión y la inseguridad reinante en el país, tam­bién fue cuestionado por el senador Stephan Rasmus­sen, quien lamentó lo acon­tecido con los indígenas y los policías. “Es lamentable ver las imágenes, la Policía institucionalmente tiene la obligación de mantener el orden. No puede ser que se incendien vehículos y moto­cicletas”.

La manifestación realizada por indígenas y campesi­nos en las inmediaciones del Congreso contra el proyecto de ley que aumenta las penas a los invasores derivó en un violento enfrentamiento contra los agentes de la Poli­cía Nacional, dejando varios vehículos quemados y a uni­formados heridos.

“Lastimosamente, este ministro del Interior está totalmente perdido, parece que no sabe qué hace ahí. Esto envía un mensaje de anarquía a la ciudadanía”, mencionó Rasmussen, quien además exigió solucionar los proble­mas de fondo. “Hay que bus­car la forma de poner orden. Por qué tenemos que espe­rar que se llegue al caos o a la violencia”, remarcó el parla­mentario.

A comienzos de setiembre, Giuzzio había presentado su renuncia al presidente Mario Abdo Benítez, pero este le confirmó en el cargo y le dio entre 60 y 90 días para obte­ner resultados ante la ola de inseguridad.

ENFRENTAMIENTO DE MODELOS

El senador Stephan Ras­mussen también habló sobre la ley que eleva la pena a invasores y señaló que muchos políticos y cam­pesinos utilizan las invasio­nes como un negocio. “Hay mucha manipulación de la información, hay mucho egoísmo político. La excusa es que le estamos sacando una herramienta de lucha, pero cómo va a ser una herramienta de lucha violar el derecho ajeno”, agregó.

Mencionó que existe una lucha de modelos y que el problema debe ser pronta­mente solucionado por el Ejecutivo a través del Indi, Indert, Catastro y Registros Públicos. “Yo creo que esto es un enfrentamiento de modelos porque hay secto­res políticos que creen que la lucha se debe dar a través de la violencia y hay que ter­minar con eso”.

La ley que modifica el artí­culo 142 del Código Penal aprobada por el Congreso la semana pasada fue promul­gada por Mario Abdo Benítez y eleva la condena por inva­siones hasta 10 años de pena privativa de libertad.

Entrenamientos de primera, pocos resultados

Crio. Ppal. Rubén Oporto, director de grado de la Isepol; y el Insp. Óscar Ramos, secretario, anoche en el programa “Tierra de nadie”.

La inseguridad sigue siendo protagonista en las calles de nuestro país con varios hechos delictivos perpetrados por delincuentes. En lo que va del año se registraron asal­tos con derivaciones fatales, homicidios por encargo, robos domiciliarios y actos vandá­licos que reflejan una Policía completamente subordinada a los hechos de violencia. Es ahí donde la ciudadanía se pre­gunta si ¿está realmente pre­parada la Policía Nacional?

El programa “Tierra de nadie” también contó con la presencia del Crio. Ppal. Rubén Oporto, director de grado de la Isepol; y el Insp. Óscar Ramos, secretario de estudios, quienes hablaron y explicaron el método de pre­paración de los agentes poli­ciales en el Instituto Superior de Educación Policial.

El Crio. Rubén Oporto explicó que los futuros policías son entrenados en los niveles de prevención, seguridad e inves­tigación. Mencionó que están trabajando en el proyecto edu­cativo para renovar la malla curricular para el 2022-2023. “Cada perfil de salida tiene que estar diseñado, a través de las asignaturas, con el contenido de lo que se va a realizar. Nues­tra malla está desactualizada”.

Habló del sinfín de asignatu­ras con que cuentan en la Ise­pol para preparar a los agen­tes a enfrentar el día a día en las calles; sin embargo, la rea­lidad es otra. Tanto la ciudadanía como los policías quedan a merced de los delincuentes sin muchas garantías de seguridad.

Por su parte, el Insp. Óscar Ramos dijo que la seguridad en el país es sensible y que no solo se limita a la función poli­cial. “La seguridad no puede ser tomada solamente como el órgano policial, la Policía está tratando de hacer enten­der eso, pero cuesta mucho y se ve todo lo que estamos viendo en estos últimos días”, señaló.

“La Policía Nacional es bas­tante estigmatizada, es difícil recuperar la confianza de la ciudadanía”, remató diciendo el secretario de estudios de la Isepol, dejando entrever que el problema de la fuerza pública no es la preparación, sino la gestión de quienes la admi­nistran.

Dejanos tu comentario

15H

¿Qué acción debe tomar la justicia paraguaya ante la supuesta financiación de Chávez al Frente Guasu?

Click para votar