Baños más grandes que una sala de espera, aumento de los límites de construcción, pero con un precio referencial por una dimensión menor fueron parte de los motivos de protestas de las constructoras, quienes también tuvieron que lidiar con que solo faltaba una semana para el cierre de la convocatoria, y aún seguían con modificaciones del proceso. Se pasaron corrigiendo requerimientos, al punto de que hubo 8 versiones del pliego de condiciones.

El llamado a licitación para la construcción del Hospital del Sur, que encabezan el Ministerio de Obras Públicas y Comuni­caciones (MOPC) y el Minis­terio de Salud Pública y Bien­estar Social (MSPyBS), ha tenido elementos que llamaron la atención desde el momento en que se abrió la convocatoria para que las constructoras pre­senten sus propuestas.

La convocatoria para el lla­mado a licitación del Hospital del Sur se cerró el pasado 27 de agosto, y durante todo el pro­ceso hubo protestas por parte de los posibles oferentes, dado que el pliego de bases y condi­ciones (PBC) estaba minado de errores, y todo esto en una infraestructura en la que están en juego US$ 50 millones, un valor que dobla el costo del Hospital de Coronel Oviedo, llamado en el que cayeron en los mismos vicios.

Proyecto Médico Arquitectónico (PMA) del Hospital del Sur con grandes deficiencias.

Uno de los puntos más cues­tionados es que para este lla­mado se evaluará en primer lugar la oferta más baja, esto sin tener en cuenta el pro­yecto, (el diseño en sí del hos­pital), que de hecho ni siquiera es necesario presentar; es decir, se elige el precio más bajo sin saber qué tipo de hos­pital se va a construir.

“Esto se tuvo que hacer en dos sobres como yo siempre dije, en el sobre uno tenés que analizar primero el pro­yecto, acá no se presentó el proyecto, acá solamente se presentó la oferta. Entonces, el oferente te va a decir ‘yo te presento este proyecto por­que esto lo que yo preví para este precio’; entonces, a lo mejor no es lo que vos que­rés porque ni las especifica­ciones técnicas tuvieron en cuenta”, señaló el arquitecto Gustavo Masi.

ERRORES EN EL PMA

La firma Constructora Isacio Vallejos SA CIVSA fue una de las constructoras que presen­taron protestas, y esto por las versiones del PBC en su ver­sión tres y cuatro.

Respecto a la tercera ver­sión del PBC, indicaron que no se publicó el Proyecto Médico Arquitectónico (PMA), documento en el que la convocante, en este caso el MOPC y el MSPyBS, indica la cantidad de espacios, metros cuadrados y otras especifica­ciones con que debe contar el hospital, y en la protesta alegaron que se mostraba un “manejo absolutamente extraño y evasivo por parte de la convocante”.

Cabe aclarar que el PMA es una guía o lineamientos para que los proveedores presenten sus ofertas de construcción.

En relación con la cuarta ver­sión del PBC, publicada el 16 de julio del 2021, la firma mani­festaba que el PMA “contaba con delicadas incongruencias propias de una discreta elabo­ración técnica, confusas consi­deraciones y errores técnicos que desacreditan al proceso”.

Las incoherencias en el PBC también fueron protestadas por otras constructoras como Tocsa, Cadeltec Ingeniería, Edivi SA, entre otras.

El MOPC amplió la cantidad de m² del hospital sin modificar el precio de referencia.

BAÑOS MÁS AMPLIOS QUE LA SALA DE ESPERA

Otro motivo de protesta es el lineamiento para una sala de espera de 20 m², área que contará con baños de 48 m², esto es, el tamaño del sanita­rio supera 2 veces al de la sala de espera.

En el pliego Nº 6, seguían habiendo incongruencias, tal es así que de una obra que inicialmente era de 38.050 m² y se calculaba que costa­ría US$ 50 millones, pasó a ser una de 39.610 m² y esto sin que se modifique el pre­cio referencial.

Es decir, pretendían que se construya 1.560 m² más por el mismo precio, motivo por el que la firma Isacio Vallejos nuevamente presentó una protesta.

Cabe resaltar que la última versión del PBC, la octava, fue publicada el 20 de agosto, esto cuando estaba fijada como fecha del cierre de la convocatoria el 27 del mismo mes; es decir, faltaba una semana para que se ter­mine el tiempo de presenta­ción de ofertas y aún no se tenían claras las exigencias del proyecto. Finalmente, y en medio de tantas protestas e irregularidades, se presen­taron a la convocatoria seis consorcios.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar