Entre préstamos bancarios y bonos emitidos, el Partido Liberal gastó unos G. 39.500 millones en la última candidatura presidencial de Efraín Alegre, monto que supera ampliamente a los G. 34.000 millones que por ley estaban habilitados a gastar, según explicó el tesorero del PLRA Dionisio Amarilla, quien a su vez señaló que desconocen el uso que se le dio a este dinero.

El análisis a la situación financiera del Par­tido Liberal Radical Auténtico (PLRA) continúa y a medida que pasan los días salen a la luz los escandalosos números que dejan al descu­bierto el desastre económico generado por la administra­ción de Efraín Alegre.

El tesorero del PLRA, Dioni­sio Amarilla, indicó que en las elecciones presidenciales del 2018, en las que Efraín Ale­gre fue candidato, se “violó e incumplió” con la Ley de finan­ciamiento político, dado que el monto gastado fue amplia­mente superior al que dicha legislación permitía.

Para las mencionadas eleccio­nes, Alegre realizó un préstamo al banco Continental por G. 12.000 millones y se emitieron bonos por G. 27.500 millones, lo que totaliza G. 39.500 millones.

“La Ley de financiamiento polí­tico establece como tope que las nucleaciones políticas, las asociaciones, los partidos, en ningún caso pueden sobrepa­sar como gasto de campaña el equivalente al 10% de un jornal del salario mínimo multipli­cado por la cantidad de electores habilitados, lo que daba un pre­supuesto máximo de G. 34.000 millones”, detalló Amarilla.

De esta forma, se excedió G. 5.500 millones en el finan­ciamiento de la campaña de Efraín Alegre y desconocen cómo se gastó ese dinero, dado que hay mucho “desorden” en el partido en cuanto a las documentaciones.

Lo que también llama la aten­ción es que hay un margen de aproximadamente G. 10.500 millones que no se rindieron ante el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), es decir, que de los G. 39.500 millo­nes la administración de Alegre rindió cuentas por G. 29.000 millones.

El administrador del PLRA, Javier Morínigo, remitió el detalle de los préstamos electorales y preelectorales realizados por Efraín Alegre.

PRÉSTAMOS AVIVADOS

Además de ese préstamo Efraín contrajo otros créditos incluso antes de que estuviera habilitado el periodo electo­ral, el que inicia 60 días antes de las elecciones, una práctica “rara”, según lo mencionado por Amarilla.

“Ellos le llaman préstamos preelectorales, son présta­mos que hicieron antes del plazo electoral. Los préstamos quitaron ellos avivadamente antes de ese plazo y que toda­vía no pudo cancelar el partido, porque definitivamente se le fue de las manos a Efraín Ale­gre”, expresó Amarilla.

Estos “préstamos preelectora­les” fueron adquiridos de tres financieras; Cefisa, Finex­par y Pasfin por un total de G. 6.953.874.828 y tampoco fue saldada en su totalidad por la administración de Alegre, dado que aún está pendiente de pago G. 2.368.797.549. Dionisio Amarilla señaló que remitió una nota al administrador del partido, Javier Morínigo, en el que le solicita las documenta­ciones que respalden y detallen el uso que se le dio a esos millo­narios préstamos.

Tanto el subsidio como el aporte que recibió el PLRA por parte del Estado, se que­daron cortos a la hora de sal­dar los numerosos préstamos e incluso denuncias por embar­gos. Dionisio Amarilla señaló que aguardarán todos los docu­mentos para empezar a pagar sus obligaciones.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar