Increíble que con todos los escándalos que sacuden al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) exista un proyecto de “fortalecimiento de capacidades técnicas”, cuyo alcance “es el apoyo al MOPC en planificación, ejecución, monitoreo y seguimiento de obras” que nos cuesta US$ 10,3 millones. Como todo en Paraguay, la plata fue básicamente para contratación de personal.

De no creer cómo en el Ministerio de Obras Públicas y Comuni­caciones (MOPC) destinaron US$ 10,3 millones para un proyecto de fortalecimiento de gestión que en los papeles es una maravilla, pero con­trasta totalmente con la rea­lidad que sacude a esta cartera, plagada de denuncias por des­pilfarro, maniobras en licita­ciones, obras sin sentido, como la pasarela de ñandutí, caso que terminó en la Fiscalía, etc.

“Desarrollo de capacidades de gestión del MOPC” es el nombre del proyecto que con­templa maravillas, es ejecu­tado a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y dirigido por Josefina Romero Serrati, jefa de Gabinete del minis­tro Arnoldo Wiens. El docu­mento fue firmado en julio del 2019 y la vigencia del conve­nio es hasta el 2023.

Josefina Romero Serrati.

Todavía es un gran misterio el detalle de los gastos, ya que este ministerio no entrega la información solicitada sobre los mismos hace más de un mes vía Ley de Acceso a la Información Pública. Preci­samente, Romero y un grupo de colaboradores organizaron una magistral reunión en la sede del MOPC que duró más de una hora para describir las maravillas, la estructura del proyecto, pero sin rendir absolutamente nada.

Para lo único que sirvió el extendido encuentro fue para confirmar que el costo del pro­yecto es de US$ 10,3 millones, que prevé dispararse a US$ 14 millones y que tienen 260 con­tratados a través del PNUD. “El alcance es el apoyo al MOPC en planificación, ejecución, moni­toreo y seguimiento de obras”, explicó Romero.

El proyecto firmado entre el MOPC y el organismo inter­nacional tuvo un costo inicial de US$ 1,1 millones y fue dis­parándose mediante “revi­siones” y hoy en el MOPC hablan de valor global de US$ 14 millones. En pande­mia (marzo del 2020) seguían aumentando el presupuesto.

Hasta ahora bicicletean con pedidos de prórroga para proveer la información, un recurso que va en contra de la eficiencia que prometen con el ambicioso y costoso pro­yecto de gestión que en teo­ría socializan en el MOPC. Un recurso de reconsideración ya fue planteado para que los res­ponsables del ministerio cum­plan con la Ley de Transpa­rencia, unidad que por cierto está a cargo de una funciona­ria que prácticamente es un fantasma en la institución, ya que las veces que la buscamos, no la ubicamos en la oficina.

Aumento de presupuesto del proyecto en marzo del 2020, que se ampliará y llegará a US$ 14 millones, según adelantaron en reunión. MOPC no provee rendición de gastos ni lista de contratados.

Un puente cayó ayer, tres perso­nas fallecieron, realizaron una revisión en la que no se perca­taron de riesgos, pero la jefa de Gabinete intentó convencer de fortalezas técnicas en el MOPC.

COMPONENTES

En su larga exposición sobre las virtudes del proyecto, Romero citó 5 componentes cuyas des­cripciones no tienen nada de extraordinario a las funciones administrativas de cualquier institución pública.

Básicamente mencionó asis­tencias y asesoramientos en licitaciones, pliegos de bases y condiciones, fiscalizacio­nes, planificación, ejecución y monitoreo de obras. Tra­bajos jurídicos para libera­ciones de franjas, proyectos sostenibles amigables con el medio ambiente, enlaces con el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible, etc. Sin embargo, no mostró ninguno de los trabajos citados.

También señaló que se trabaja en mejorar la comunicación, de hecho, hay unos cuantos perio­distas entre los contratados. Personal para gestión en ren­dición de cuentas y otros.

Consultada cuántos funcio­narios tiene el MOPC y si ese plantel no tiene la capacidad de gestión para estas activi­dades, Romero no supo preci­sar la población laboral, pero estimó 4.000 funcionarios. “Hay muchos en el interior, y gran parte con formación sola­mente secundaria”, remarcó.

“Remontémonos al inicio, en primer lugar el ministerio inició este proceso de reinge­niería en gestión con la pri­mera idea de los ingenieros a San Pablo, porque, qué pasó, tenés un valor importante de gente que se fue jubilando, y gente que falleció y no se iba reponiendo por técnicos por A o por B; entonces, el primer esfuerzo que se hace es con los ingenieros de San Pablo. Luego no hubo una etapa, así como para decir, bueno ahora se entra con APP, o con llave en mano, esas fueron moda­lidades que surgieron del día a la mañana y también el desafío de elevar los niveles de infraestructura pública a comienzos del 2020, finales del 2019; entonces, ahí se arma este proyecto para dejar una capacidad instalada al MOPC con la gente que está acá, no es que vos como consultor llevás, ese es del MOPC y se trabaja para el MOPC, es dejar capa­cidad instalada”, dijo.

Aumentazo en uso de gasoil

Luego de que dejara morir sus sistemas de monitoreo del consumo de combustible, el titular del MOPC, Arnoldo Wiens, aumentó en 3 millones de litros la compra de Petropar. En término de dinero, el sideral incremento representa US$ 3,2 millones, que podrían haber sido utilizados de mejor forma.

Durante el 2019 el MOPC bajo la gestión y responsa­bilidad de Arnoldo Wiens, aumentó en 3 millones de litros el consumo de gasoil, según información a la que accedió nuestro medio y confirmada por Petropar mediante una nota de res­puesta a un pedido de Acceso a Información Pública. El exponencial aumento equi­vale a US$ 3,2 millones.

Si tenemos en cuenta que el consumo promedio durante los últimos diez años (2008 al 2017) del MOPC fue de 8.537.157 de litros por año, podemos razonablemente suponer que estamos nuevamente frente a otro escándalo.

Para hacernos una idea, este aumento sideral en el “uso” del gasoil dentro del MOPC, representa un incremento de consumo de 4 millones de litros en el 2019 con relación al promedio de la última década, lo cual es más del 47% del promedio anual de los últimos 10 años y que, traducido en dinero arroja la escandalosa cifra de US$ 3,2 millones.

El tema se torna mucho más comprometido para el ministro Wiens conside­rando que, su propio vice­ministro de Administra­ción y Finanzas del MOPC, Carlino Velázquez, recono­ció a este medio que en el 2018 la institución contaba con un Sistema de Control de Combustible pero que no fue renovado ni vuelto a licitar, precisamente durante el 2019, supuesta­mente debido a que no con­taban con un presupuesto asignado para el efecto.

Contradictoriamente, durante la actual pan­demia si encontraron la forma de utilizar el pre­supuesto de la institución para adjudicar y compro­meter al Estado con un contrato de software de control de combustible por US$ 3,7 millones.

Entre la enfermedad y la cura presentada por Arnoldo Wiens a la cabeza, con Carlino Velázquez como su vice­ministro de Administra­ción Financiera, existe un gasto de US$ 7 millones, entre la compra del sof­tware y el “uso” de gasoil en el ministerio.

Dejanos tu comentario

10H

¿Qué medida se debería tomar para disminuir la violencia hacia la mujer y los feminicidios?

Click para votar