El ex jefe de Gabinete de la Presidencia Juan Ernesto Villamayor tiene aún una deuda por cobrar a la Municipalidad de Asunción por el caso de la demanda de Ivesur, que ganó en su calidad de abogado de la firma española. Exige que sus honorarios sean pagados por la comuna. La sentencia, que fue muy controversial en su momento, fue dictada hace cuatro años.

Una posible victoria del precandidato a la Intendencia de Asun­ción Daniel Centurión trae­ría buenas noticias para el ex ministro Juan Ernesto Villa­mayor, ya que todavía busca cobrar los G. 2.656 millones que le debe la Municipalidad de Asunción por la demanda que ganó Ivesur a la comuna en el 2016. Durante el proceso, Villamayor fungió de abogado de la firma española y todavía exige que el ente público le pague sus honorarios.

El letrado promovió la demanda junto con el ex procurador gene­ral de la República Sergio Cos­cia, quien también reclama el pago de sus honorarios por G. 1.328 millones, que sumados a los haberes de Villamayor lle­gan a G. 3.984 millones. Sería este el motivo por el cual el abo­gado se muestra tan interesado en la victoria de su amigo.

En este sentido, cabe recor­dar que recientemente a vuelta de sus vacaciones de dos meses en Miami lo pri­mero que hizo Villamayor fue ir a visitar a Centurión, quien era asesor político del presidente de la República, Mario Abdo Benítez. El pro­pio precandidato compar­tió la imagen de ambos con el siguiente mensaje: “Charla y tereré dominical”.

El argumento de justificación del ex jefe de Gabinete para cobrar la millonaria suma de dinero en su momento fue que el arbitraje que resolvió el caso fue absolutamente correcto. “Fue un arbitraje propuesto por la municipalidad, no por Ivesur”, había dicho. La comuna perdió el arbitraje y, en consecuencia, a los aboga­dos se les tiene que pagar los honorarios por su gestión, había sostenido Villamayor.

De acuerdo a los antecedentes del caso, la demanda de Ivesur en contra de la Municipalidad de Asunción viene del 2012, después de que la comuna capi­talina se negara a renovarle el contrato por cinco años para los servicios de inspección técnica vehicular (ITV), sin pasar por una licitación. Durante este tiempo, la firma española exigía una indem­nización de US$ 9 millones.

En el 2016, la demanda se incrementó y el monto solici­tado subió a US$ 12 millones en compensación por vehícu­los de contribuyentes asunce­nos que no pasaron por la ITV. Ivesur intentó dilatar el con­trato por el servicio hasta el 2023 sin pasar por un proceso de contrataciones públicas.

Ivesur había firmado su con­trato con la comuna durante la gestión de Martín Burt, pero empezó a trabajar en la administración de Evanhy de Gallegos en el 2008, cuando se inició el plazo de 10 años que figuraba en su contrato.

Como dato no menor, el largo tiempo en el que Villama­yor estuvo fuera del país no le valió para que la ciudadanía olvidara su turbia gestión, que estuvo plagada de escándalos y de denuncias de corrupción que terminaron por convertirlo en uno de los políticos más repro­chables del Paraguay. Durante su retorno al país Villamayor fue nuevamente escrachado.

Dejanos tu comentario

14H

¿Cómo califica el actuar de los camioneros en su medida de fuerza?

Click para votar