El banco suizo Julius Baer admitió que lavó US$ 36 millones de dirigentes deportivos. El ex dirigente argentino Julio Grondona dejó millones de dólares a sus tres herederos. Nicolás Leoz utilizó el mismo modus operandi para lavar dinero sucio con el banco Atlas, propiedad de la familia Zuccolillo. Las hijas de Leoz devolvieron cerca de US$ 2 millones a la Conmebol, dinero que tenían en Atlas dentro de una operación de fideicomiso que se concretó cuando el ex dirigente deportivo tenía orden de captura internacional. Atlas se había negado a cooperar con la justicia norteamericana.

  • Por Jorge Torres
  • “La caja negra”, de Unicanal

El banco suizo Julius Baer admitió ante la justicia norteameri­cana el lavado de más de US$ 36 millones en sobornos en el caso de la FIFA. Entre los implicados se encuentra el ex dirigente de fútbol argen­tino Julio Grondona, quien dejó millones de dólares a sus tres herederos. En Paraguay, este mismo modus operandi fue utilizado por el ex diri­gente deportivo Nicolás Leoz y el banco Atlas, de la familia Zuccolillo.

El escándalo del FIFAgate, destapado por Estados Uni­dos en mayo del 2015, dejó al descubierto una trama de sobornos millonarios paga­dos por empresas de marke­ting deportivo a dirigentes del fútbol a cambio de dere­chos en las retransmisiones televisivas y promoción de torneos.

Según los fiscales estadouni­denses, el banco suizo Julius Baer fue una de las tantas entidades financieras que lavó el dinero sucio producto de los sobornos.

El 27 de mayo pasado, el Departamento de Justicia de Nueva York informó a tra­vés de un comunicado que esa institución financiera admi­tió ante la jueza federal de Brooklyn, Pamela Chen, que conspiró para lavar 36 millo­nes de dólares en sobornos pagados a jerarcas del fútbol mundial.

Entre las autoridades depor­tivas implicadas aparece el ex vicepresidente de la FIFA y ex jefe de la Asociación del Fút­bol Argentino (AFA), Julio Grondona, fallecido en el 2014. A lo largo de los docu­mentos que presentaron ante la justicia, los investigadores aluden a Grondona como “Ofi­cial del fútbol N° 1”, pero apor­tan los indicios suficientes para identificarlo, como que presidía la AFA, que falleció el 30 de julio del 2014 y dejó tres herederos.

Al verse acorralado, el banco suizo Julius Baer admitió ante la justicia de Estados Unidos que lavó al menos US$ 25 millones para Gron­dona provenientes del pago de sobornos que recibió a cambio de los derechos de televisión de varios torneos deportivos.

La entidad suiza recono­ció que tras la muerte de Grondona en julio del 2014, dejando a tres hijos (Liliana, Julio y Humberto), también desarrolló operaciones de lavado a favor de los here­deros.

El banco también admitió que canalizó los sobornos vincu­lados a los derechos de tele­visión de las copas América, Libertadores y Sudameri­cana para múltiples ejecu­tivos del fútbol continental, entre ellos Nicolás Leoz, ex presidente de la Conmebol y de la Asociación Paraguaya de Fútbol, pero sin detallar el monto preciso.

CASO LEOZ-ATLAS

Nicolás Leoz también habría utilizado el mismo modus operandi que Grondona para lavar dinero a favor de sus herederas, pero en este caso utilizando un banco local para el efecto, el banco Atlas, propiedad de la familia Zuc­colillo.

Según una auditoría privada ordenada por la Conmebol sobre las operaciones comer­ciales entre el banco Atlas y Nicolás Leoz, en febrero del 2016 fueron celebrados dos fideicomisos entre Leoz y el banco de la familia Zuccolillo, apenas 1 mes y 4 días después del allanamiento a la Conme­bol, en el marco del FIFAgate y de la prisión domiciliaria dictada en contra del conna­cional.

“Fideicomiso 1”. A tal efecto, Leoz transfirió al banco Atlas la propiedad de bienes representados inicialmente con CDAs por valor de US$ 1.469.315,44 y G. 15.649.560.529 para que se conforme un patrimonio autónomo, administrado por el fiduciario.

El mismo día, jueves 11 de febrero del 2016, el Sr. Nicolás Leoz celebró el “Fideicomiso 2” con el banco Atlas y trans­firió la propiedad de bienes representados inicialmente con CDAs por valor de US$ 691.475,56 y G. 7.364.965.521. Este contrato, muy similar al anterior, se diferencia prin­cipalmente en las personas designadas como beneficia­rias: las señoras Nora Cecilia Leoz Plate de Cardozo y María Celeste Leoz Plate de Ribeiro.

Esta solicitud de transac­ción para constituir el fidei­comiso debió haber activado como mínimo una SEÑAL DE ALERTA. Sin embargo, no consta que el banco Atlas haya reportado estas opera­ciones como sospechosas.

HIJAS DE LEOZ DEVOLVIERON DINERO

En noviembre del año pasado, las hijas de Nicolás Leoz ordenaron al banco de la familia Zuccolillo devol­ver a la Conmebol más de G. 8 mil millones, producto de uno de los contratos de fideicomiso que el banco firmó con el ex dirigente deportivo.

Si la operación fue limpia, ¿por qué las hijas devolvieron el dinero? La respuesta sería más que obvia. Queda además por responder: ¿Cuánto lucró el banco de los Zuccolillo con el dinero sucio desviado por Nicolás Leoz?

Dejanos tu comentario

10H

Los casos de dengue comienzan a tener un ligero incremento. ¿Qué acciones considerás se deben aplicar?

Click para votar