Nuevamente saltan más casos de funcionarios de la EBY ubicados por el director Nicanor Duarte Frutos que tienen vinculación política. Algunos de ellos incluso disputan actualmente un cargo en la concejalía de Asunción. En el combo también está la médica del minihospital de Diputados que además figura en la planilla de la cartera de Salud.

En medio de toda la con­troversia que existe actualmente en torno al debate de si se puede o no auditar los gastos sociales de las binacionales por parte de la Contraloría General de la República (CGR), siguen saliendo más nombres de fun­cionarios vinculados a políti­cos que fueron acomodados dentro de la Entidad Binacio­nal Yacyretá (EBY), durante la administración de Nicanor Duarte Frutos.

Claudia Matto, médica que integraba el minihospital de Diputados.

Este es el caso del candidato a la Junta Municipal de la capi­tal, Arturo “Tuki” Almirón Chamorro, quien ingresó a Yacyretá en enero del 2019. Pertenece al movimiento Compromiso Republicano, liderado por Dani Centurión, quien intenta llegar a la Inten­dencia de Asunción.

Según la boleta de salario de “Tuki”, en enero recibió G. 32,7 millones gracias al cargo que ostenta en el Departamento Financiero de la EBY. Tam­bién aparece Sylvia Sama­niego Álvarez, hermana del diputado Esteban Samaniego, quien ingresó en abril del 2019 durante la administración de Duarte Frutos.

La hermana del parlamentario recibió en enero un total de G. 31.429.319 y se suma a la lista de allegados a políticos ubicados en las binacionales. Asimismo, está también dentro de la EBY Carlos Raimundo Huespe Aveiro, ex viceministro de Polí­tica Criminal del Ministerio de Justicia y líder del movimiento Aptitud Colorada. Ingresó a la entidad en octubre del 2019 y en enero del 2021 percibió la suma de G. 37.112.956.

En enero la médica cobró más de G. 31 millones solo en la EBY.

DE MINIHOSPITAL A YACYRETÁ

Un caso bastante llamativo dentro de la nómina de funcio­narios de la EBY es el que se da con la médica Claudia Caro­lina Matto de Suehsner, ya que esta había formado parte del cuestionado minihospital que habían montado en la Cámara de Diputados y donde cobraba la suma de G. 7,5 millones. La funcionaria pertenecía a una lista de personales de blanco que integraban la Dirección Sanitaria que posterior­mente fue eliminada ya que fue muy cuestionada por la ciudadanía que la conside­raba un despropósito.

No obstante, Matto se reu­bicó en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social donde tiene un salario de G. 8 millones, pero al mismo tiempo la médica también figura en la planilla de Yacyretá de la cual forma parte desde agosto del 2019. Por sus funcio­nes en la hidroeléctrica recibió en enero de este año la suma de G. 31.316.624. Es decir, que la médica cobra un total de casi G. 40 millones todos los meses.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar