Camilo Benítez, contralor de la República, accedió a una entrevista exclusiva con el diario La Nación donde reafirmó que el ente a su cargo tiene la autoridad constitucional de auditar las entidades binacionales Yacyretá e Itaipú. Ambas instituciones se resisten a entregar sus documentaciones. En el caso de Itaipú, el Comité Ejecutivo ya prohibió a la Contraloría que realice la auditoría, alegando que esta viola el tratado internacional que la constituye. El contralor declaró a este medio que Yacyretá no proveyó la totalidad del listado de las instituciones beneficiadas con los recursos sociales. Tras esto, el Senado pidió a la CGR que audite a la Ande para acceder a las rendiciones de las binacionales.

¿Constitucio­nalmente tiene atribu­ción la Contraloría para auditar las binacionales?

-Sí; sin ninguna duda tene­mos la atribución consti­tucional para auditar las binacionales. Esta atribu­ción constitucional se halla consagrada en el artículo 283 de la Carta Magna, que justamente habla sobre los deberes y atribuciones de la CGR, y que en el inciso 4, textualmente dispone: “La fiscalización de las cuentas nacionales de las empresas o entidades multinaciona­les, de cuyo capital parti­cipe el Estado en forma directa o indirecta, en los términos de los respectivos tratados”.

Entonces, resulta fácil de comprender que la Carta Magna autoriza a la CGR a realizar su tarea consti­tucional de fiscalización y control a las entidades binacionales, y para ser más precisos, expresa que dicha tarea se circunscribe a las cuentas nacionales; es decir, a todos los ingresos que el país recibe de ambas binacionales y que son eje­cutados dentro del territo­rio nacional, por lo que no puede argumentarse que se estaría violentando dispo­siciones del tratado, o peor aún, violentando la sobera­nía del Brasil o Argentina, ya que en ningún momento la tarea que hoy viene des­plegando la institución tenga que ver con aprobar las decisiones realizadas por parte de las direcciones y/o consejo de ambas binacionales, y mucho menos aún cuestionar dichos actos ejecutivos que sí son pro­pios de la administración de las binacionales.

Es por ello que no debe confundirse con audi­tar, controlar y/o fisca­lizar las ejecuciones rea­lizadas con los ingresos pertenecientes al Para­guay (determinado pre­viamente por las direc­ciones y/o Consejo de ambas binacionales) en la margen derecha y dentro del territorio paraguayo, que compete única y exclusivamente al Paraguay, como país soberano que es; a querer afirmar que se pretende auditar cuentas binacio­nales que sí pertenecen a ambos países.

-¿Alguna vez se realizó una auditoría a las bina­cionales o se pudo pedir informes?

-La Contraloría durante todos estos años no ha cesado en su afán de audi­tar las binacionales y en ese sentido hubo administra­ciones que han permitido y otras que no, desde el año 2004 se emitieron resolu­ciones de trabajo para la auditoría en ambas enti­dades binacionales cuyos resultados están publica­dos en la página web de la Contraloría.

-¿Del lado argentino y brasilero se pudo auditar las binacionales alguna vez?

-No tengo certeza acerca de si el Tribunal de Cuentas de la Unión (TCU) alguna vez auditó la binacional, entiendo que no. En el caso de la Auditoría Gene­ral de la Nación (AGN) de la Argentina, parece ser un caso distinto, pues hay muchos antecedentes de fiscalizaciones que reali­zaron los organismos de control argentinos. Existe también un proyecto de creación de una comisión binacional de control de cuentas que estaría inte­grada por auditores del TCU y la CGR, eso está en trámite de creación.

Dicha comisión podría hacer una auditoría a la entidad binacional dentro del margen donde la Con­traloría encuentra limita­ciones legales en virtud del tratado. Eso es importante que se aclare, lo que la Con­traloría reivindica en esta auditoría es su competen­cia para auditar la ejecución de los gastos realizados en el Paraguay. Es sobre las cuentas nacionales, enten­dida como cuenta nacional todo ingreso que impacte al PIB.

-¿En una auditoría a la Ande se podrían tener los mismos datos que con una auditoría direc­tamente a Yacyretá?

-En reiteradas ocasiones la Contraloría ha solicitado información y documen­tos a través de la Ande; sin embargo, se han recibido respuestas que los docu­mentos de lo que dispo­nen son el Balance Gene­ral y Memoria, no así de los documentos que respal­dan las operaciones, lo que limita realizar un análisis y emitir una opinión técnica al respecto.

-En caso de que la Corte Suprema de Justicia dic­taminara que no se pue­den auditar las binacio­nales por su tratado, ¿qué hará la Contraloría?

-No quisiera opinar sobre lo que haría o podría hacer la máxima instancia judi­cial, pero en el hipoté­tico caso de que la Corte entienda que la Contra­loría no tiene competen­cia para auditar la ejecu­ción de gastos de la margen derecha de ambas bina­cionales, comunicare­mos inmediatamente a la Cámara de Senadores, teniendo en cuenta que el pedido se originó en dicha Cámara, y allí podríamos evaluar la posibilidad de auditar a través de las ins­tituciones públicas bene­ficiarias del dinero pro­veniente de los gastos sociales, o también podría ser a través de una audito­ría a la Ande, con las limi­taciones ya señaladas en el punto anterior.

-¿Los documentos que entregó la EBY corres­ponden a lo que pidió la Contraloría en el marco de la auditoría?

-En estos momentos el equipo se encuentra veri­ficando la documentación presentada por las auto­ridades de la EBY, lo que responde, parcialmente, lo solicitado en el punto 8, de la Nota CGR 2593 (Lis­tado de las instituciones que recibieron los recur­sos destinados a gastos sociales), y también, par­cialmente, de los puntos 3 y 4, solicitado por la Nota CGR 2594 (Copia del pre­supuesto aprobado para el programa de becas y el lis­tado de las instituciones beneficiadas con becas). Igualmente, debo señalar que los documentos pre­sentados no se remitieron en el formato requerido, lo que limita y demora el trabajo de la auditoría. Con la información sumi­nistrada hasta la fecha a la Contraloría, no cuenta con elementos suficien­tes que le permita sus­tentar una opinión téc­nica. Situación esta, que de persistir, será comuni­cada al Congreso Nacio­nal.

-¿Cómo suelen ser las auditorías? ¿Es lo mismo analizar los documentos que la EBY facilitó o nece­sitan constituirse física­mente?

-Hay antecedentes de que el equipo auditor se ha constituido en la sede de la entidad y en otras, desde la oficina de la Contralo­ría; no obstante, para rea­lizar alguna verificación puntual o entrevistas calificadas, el equipo se constituye a el lugar indi­cado, sea este en la sede de la entidad en Asunción o en las centrales de las hidroeléctricas, Ayolas o Hernandarias.

“Sin ninguna duda tenemos la atribución constitucional para auditar las binacionales”.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar