La empresa de los Zuccolillo evadió un pedido de informe proveniente de los Estados Unidos y protegió las oscuras movidas de dinero del extinto titular de la Conmebol. El presidente de banco Atlas, Miguel Ángel Zaldívar, yerno del difunto fundador de Abc Color, Aldo Zuccolillo, invocó el secreto bancario para no proveer los datos a un abogado norteamericano.

Mediante un tímido comunicado de este miércoles el banco Atlas había sostenido que en todo momento estaban cola­borando con la investigación del caso de desvío de fondos de la Confederación Sudame­ricana de Fútbol (Conmebol); sin embargo, en setiembre del 2016 le negaron informa­ción a Ben O’Neil, del pres­tigioso buffet de abogados Quinn Emanuel en Washin­gton DC. El norteamericano remitió una nota dirigida al señor Miguel Ángel Zaldívar Silvera, presidente del banco Atlas, para tener más datos.

Extraña respuesta de Zaldí­var, conociendo el negocio de su difunto suegro don Aldo Zuccolillo, quien se declaraba un periodista más por media­tizar grandes casos relacio­nados a la corrupción.

Nicolás Leoz.

“Estimado señor Zaldívar: Quinn Emanuel Urquhart está asesorando a la Confe­deración Sudamericana de Fútbol (Conmebol), con res­pecto a las acusaciones emiti­das por la oficina del Procura­dor de los Estados Unidos, del distrito Este de Nueva York. En el transcurso de la inves­tigación, hemos encontrado información indicando que su institución tiene informa­ción concerniente a la inves­tigación. Por favor, llámeme en el número arriba para discutir más detalles”, reza la nota dirigida al yerno de Aldo Zuccolillo.

Sin embargo, el 13 de setiem­bre del mismo año, el presi­dente del banco Atlas, Miguel Ángel Zaldívar, respon­dió que “el banco Atlas está limitado por el secreto ban­cario y por esa restricción no puede proveer ninguna información que está solici­tando en representación de la Conmebol, con respecto a las operaciones de nuestros clientes. Nosotros solamente podemos proveer dicha infor­mación cuando viene de una autoridad competente en el marco de la investigación”. Desacreditó la solicitud del profesional estadounidense, quien solo pedía una colabo­ración para continuar con las pesquisas del sonado caso.

Respuesta del banco Atlas al pedido de información del abogado norteamericano donde se escuda en el secreto bancario.

Con esto queda claro que el presidente del banco no quiso colaborar en las investigacio­nes del caso, a pesar de que ahora la entidad intente con­vencer de lo contrario. Banco Atlas está sindicado como parte del esquema montado por Leoz y Zuccolillo para desviar los fondos del fútbol sudamericano, que incluso eran invertidos en inmuebles que eran vendidos de vuelta a través de Inmobiliaria del Este, otra empresa de la fami­lia Zuccolillo.

DESVÍO

El actual presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, señaló el año pasado que ya se recupera­ron en total US$ 53 millones que pertenecían a la organi­zación deportiva y que esta­ban en las cuentas de Nicolás Leoz. De este monto, un total de US$ 16 millones se encon­traban en bancos nacionales entre los que se encontraba el banco Atlas. El dinero fue restituido por las hijas del ex titular de la Conmebol.

Asimismo, en mayo del 2017, a través de un espacio reser­vado, Domínguez aseguró que “durante más de 30 años hubo un saqueo criminal al fútbol sudamericano. Aldo Zuccolillo, amigo de infancia y socio comercial de Nicolás Leoz, guardó silencio. Ante las reformas que transpa­rentan y profesionalizan la gestión del fútbol, ha publi­cado más de 60 noticias que desvían, con falsedades y silencios ominosos, odio­sos, repugnantes, el conoci­miento de aquella dolosa rea­lidad de décadas. Es curioso porque Zuccolillo es parte de la trama de la corrupción”.

Igualmente, en aquella opor­tunidad el titular de la Con­mebol dijo que la construcción del predio de la organización realizada a través de la Cons­tructora Atlas se hizo de forma irregular. “La inexis­tencia de registros contables en Conmebol (habitual indi­cio de maquinación de fraude) no permite determinar si fue­ron efectuados todos los pro­cedimientos de licitación o concurso de precios para la adjudicación. Tampoco conocemos el precio que se ha pagado por esta”, manifestó.

Finalmente, este miércoles los fiscales Liliana Alcaraz y Francisco Cabrera se cons­tituyeron en la sede central del banco Atlas, ubicada en el barrio Villamorra de Asun­ción, para retirar documen­taciones que hacen al proceso, luego de recibir una nueva denuncia de la Conmebol.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar