Una ponchada de plata destinaron el Ministerio de Salud y el Mitic incluso con compras superpuestas y sobrefacturadas de tecnología, mientras la pandemia sigue avanzando. “Cerebros informáticos”, amigos del Dr. Carlos Portillo, migraron del Ministerio del Interior, se ubicaron con sueldazos en la oficina de Salud y en tiempo récord gastaron dineral en teléfonos, computadoras y programas de monitoreo, pero en más de un año de pandemia los expertos no reaccionaron de la misma forma para disponibilizar un sitio de agendamiento para vacunación contra el covid.

Por Jhojhanni Vega

Periodista de Investigación del GN

Mientras cientos de personas padecen penurias dentro del sistema sanitario debido a la carencia de medicamen­tos e insumos para combatir el covid-19, las autoridades nacionales no pueden dar una respuesta acerca de cuándo podrán ser inmunizados al menos los más vulnerables. No desarrollaron un software para el efecto, y sin embargo ya se gastó un dineral en tec­nología para Salud.

Cabe recordar que ya el año pasado el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) había gastado más de G. 60 mil millones en este aspecto. Igualmente, desde el Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunica­ción (Mitic) se sumaron casi G. 100 mil millones que iban a ir destinados a la mejora de la tecnología disponible en el sistema sanitario.

Desde la cartera de Salud se destinó G. 53 mil millones para la adquisición de un sis­tema de gestión gubernamen­tal, un repositorio de informa­ción sanitaria y una plataforma de comunicación. Asimismo, Salud ya usó más de G. 3.500 millones para la compra de servidores para el Sistema de Información en Salud (HIS) junto con otros G. 1.673 millo­nes para servidores de alma­cenamiento para la cartera financiado mediante una coo­peración con Taiwán.

Además de esto, se pagaron otros G. 2 mil millones en cua­tro diferentes licitaciones para equipos informáticos y de ofi­cina (computadores, teléfo­nos, impresoras, etc.). Sumado a esto en abril del año 2020, durante la pandemia, Salud adjudicó G. 1.590 millones a la firma Information Technology Consulting Support Sociedad Anónima para la adquisición de software de monitoreo TI para el MSPyBS.

La última compra sirve para la supervisión del consumo de ancho de banda, el tráfico web, la comprobación de direccio­nes IP, también para el monito­reo de redes wifi y análisis del tráfico de red. Llama bastante la atención que Salud haya gas­tado en este tipo de sistemas cuando desde la propia cartera admitieron que no cuentan con una plataforma para la inscrip­ción digital de los beneficiaros de la vacuna.

De la misma manera, desde el Mitic ya se comprometieron G. 94 mil millones, para mejo­rar el sistema informática de Salud con diferentes licitacio­nes. En este sentido, entre estos llamados están la adquisición de equipamiento de ofimática por G. 26.781 millones, además de otros G. 21.240 millones para servicios de conectividad para hospitales y unidades de salud familiar. Incluso el Mitic des­tinó G. 39.742 millones para “Infraestructura tecnológica y servicios conexos de instala­ción, soporte y mantenimiento para hospitales y unidades de salud familiar”, y hasta G. 6.300 millones para la capacitación del Sistema de Información de Salud (HIS).

Con todo esto, hasta el día de hoy el Ministerio de Salud se ve imposibilitado para reali­zar un registro de las perso­nas que deben ser vacunadas porque argumenta que carece del software para el efecto. “Reconozco que no tenemos aún lista la plataforma para inscripción de adultos mayo­res, hoy están las vacunas, pero no podemos avanzar con el plan de inscripción por el momento”, dijo en entrevista con Telefuturo la viceministra de Salud, Dra. Lida Sosa.

Es decir, que a pesar de la enorme inversión realizada para mejorar todo el sistema informático y la conectividad del Ministerio de Salud, hoy día es imposible aplicar un plan de inscripción de vacunación para adultos mayores debido a que la plataforma aún no está lista.

LA ROSCA DE PORTILLO

El ex viceministro de Salud, Juan Carlos Portillo Romero, es el padrino de los expertos informáticos que tiraron la casa por la ventana en millona­rias compras que hasta ahora no sirven para lo esencial. El ahora director general se ins­taló en la cartera con una rosca de funcionarios provenientes del Ministerio del Interior rela­cionados con proyectos fallidos como los “botones de pánico o de emergencia” instalados en la Costanera sin resultados.

Entre los leales a Portillo se encuentran Emidal González Aguilera, director general de Tecnologías de la Información y Comunicación; Luis Alberto Álvarez Penayo, director inte­rino de Seguridad Informá­tica; Carlos María Édgar Arias Noguer, jefe de Unidad de Ges­tión Administrativa, y Víctor Manuel Fernández Arce, jefe de Evaluación y Manteni­miento de Sistemas.

Estos nombres son los respon­sables de las multimillonarias compras que se hicieron desde Salud, marketineados como “cerebros informáticos”, que debían encargarse de optimi­zar la conectividad y funciona­mientos del sistema informático de Salud, pero solo gastaron el dinero sin resultados a la vista.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar