En diciembre del 2020, en plena pandemia, el MOPC abrió la canilla para pagar hasta G. 26.000 millones (US$ 3,7 millones, aproximadamente) por el servicio de control de combustible de su flota. Hace dos años terminó el servicio de la última empresa proveedora. El consorcio ganador se presentó solo a este llamado; es decir, no tuvo competencia. Desde la cartera no supieron explicar de dónde salió la idea de hacer esta licitación ya contando con un software para el efecto.

El pasado 17 de diciem­bre, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), a cargo de Arnoldo Wiens, adjudicó G. 26.000 millones (US$ 3,7 millones, aproxima­damente) a la firma Sentinan Paraguay por la “contrata­ción de servicios de desarro­llo e implementación de sis­tema de gestión de flota de vehículos, equipos y maqui­narias”. Llama la atención que ya hace dos años dejó de funcionar el sistema y al sof­tware anterior simplemente se lo dejó morir.

Se podría decir, incluso, que se dejó de controlar, pero que ahora, por algún motivo des­conocido, se volvió de urgen­cia impostergable para Wiens y equipo. En este sentido, cabe destacar que la empresa Celullar SA firmó el último contrato para este tipo de servicios en diciembre del 2016 por un monto total de G. 1.445 millones; asimismo, en el 2015 fue adjudicada con G. 166.800.000 en el marco de la licitación por concurso de ofertas para la contrata­ción de servicios para rastreo satelital de vehículos.

En aquella oportunidad quien proveyó el sistema de gestión (control de flota y sis­tema playero) fue HBS SRL, que ganó también en el 2015 la licitación para el sistema de gestión e identificación de flota y administración de combustible por G. 785 millo­nes. Las dos empresas men­cionadas cuentan con expe­riencia en la materia, mientas que Sentinan Paraguay no ha ganado ninguna otra licita­ción, según los datos de la Dirección Nacional de Con­trataciones Públicas (DNCP).

Contrato firmado entre el MOPC y la firma Sentinan Paraguay en diciembre del 2020.

La inversión en estos con­tratos para implementar todo el sistema, desde octu­bre del 2015 hasta agosto del 2018 (casi 3 años), fue de 2.314.887.000 (US$ 333.000 dólares aproximadamente). Estos montos fueron supe­rados ampliamente con el último llamado que tiene hasta G. 26 mil millones para ejecutar, ya que fue realizado mediante un contrato abierto y con un plazo de ejecución de 24 meses.

El viceministro de Adminis­tración y Finanzas del MOPC, Carlino Velázquez, justificó que no se haya vuelto a lici­tar el servicio de control de móviles de la cartera en los últimos dos años debido a que no se contaba con un presupuesto asignado para el efecto. Recién el año pasado, durante la pandemia con­taron con el monto que fue adjudicado en diciembre y abrieron la canilla para gas­tar hasta 10 veces más.

“Este nos va a decir cuántos litros consumen los vehícu­los”, expresó el funcionario. Acotó que desde el Legisla­tivo hay un constante cues­tionamiento por el alto con­sumo de combustible desde el MOPC y que para paliar esta subjetividad es instalado el software.

Sorprende la nueva licita­ción porque la actual administración a cargo de Arnoldo Wiens dejó de utilizar el sis­tema de gestión y también había dejado de seguir el plan trazado para modernizar las estaciones de consumo pro­pio ubicadas en los distritos del MOPC, distribuidas a lo largo del país.

En cuanto al sistema de rastreo, según fuentes del entorno, el MOPC simple­mente dejó de alimentar al mismo, dejando vencer y sin renovar los contratos de rastreo satelital (GPS) y el de control de consumo de maquinarias, además de dejar de utilizar el sistema de gestión (radio frecuencia) implementado en Asunción y San Lorenzo.

Los responsables de esto fue­ron la máxima autoridad de la institución obviamente y en forma adicional el director de Bienes y Suministros del MOPC, Darío Morán, quien estaba a cargo de adminis­trar el sistema de gestión que venía siendo implementado con éxito. Morán es una per­sona muy ligada al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, ya que es hermano de Ricardo Morán, administra­dor y representante legal de la empresa de Abdo, la provee­dora de asfalto Aldia y Createc.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar