Según informaciones existe un plan de sectores de la izquierda y organizaciones criminales de generar un ambiente de crispación y desestabilización del Gobierno.

  • Por Jorge Torres Romero - Canal 13

Las oficinas de inteligen­cia de los organismos de seguridad nacional manejan informaciones acerca de la existencia de un plan de sectores de la izquierda y orga­nizaciones criminales que esta­rían con intenciones de gene­rar un ambiente de crispación y desestabilización del Gobierno.

Según los informes surgidos en el marco de las manifesta­ciones ciudadanas habría exis­tido un pedido realizado al clan Rotela, por parte de organiza­ciones afines al brazo armado de la izquierda, para que se amotinen en Tacumbú y de este modo generar un efecto distractor sobre los antimoti­nes, que dejarían liberadas las zonas de la ciudad a los mani­festantes. A raíz de esta infor­mación, se produjo un estado de alerta en el penal de Tacumbú y comenzaron a intensificar los controles. Se menciona incluso que el túnel descubierto hace unos días sería parte del plan a ser ejecutado por algunos ele­mentos del Ejército del Pueblo Paraguayo que se encuentran recluidos en la cárcel y habrían pasado a filas del clan Rotela.

Entre los nombres que surgie­ron se encuentran los de Gus­tavo Lezcano Espínola y Agus­tín Acosta González, quienes se encuentran recluidos por homi­cidio doloso, secuestro y asocia­ción criminal en la que fue víc­tima Cecilia Cubas y en la que también estuvo condenado el fallecido Anastasio Mieres.

Paralelamente a este caso, en los últimos días vino una dele­gación de derechos humanos de la Argentina supuestamente preocupados por la situación de los “presos políticos”, entre ellos los líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Eran unas cinco personas las que pidieron acceder a una visita al penal, lo que les fue negado y entonces solicitaron realizar una visita al Buen Pastor donde se encuentran Carmen Villalba y Francisca Andino, entre otras. El pasado jueves finalmente lograron acceder un abogado de nombre Pablo Antonio Pemen­tel y una abogada argentina de nombre Gabriela Mónica Con­der, activista y militante de la izquierda del vecino país, quien luego de entrevistarse con Andino le hace entrega de dos cartas para Carmen Villalba. En una de ellas habla de lograr “que se vaya además toda esta lacra del Gobierno de una vez y para siempre del Paraguay” y le señala como la fuerza que “hace crecer brotes verdes en medio de tanta piedra”; en referencia directa a los soldados del EPP. En la otra carta se menciona a la líder del EPP y sus compa­ñeros “prisioneros de guerra y políticos del régimen criminal del Estado burgués paraguayo”. Además califica al Estado de “criminal, asesino de niños y trabajadores”. Resulta evidente que no se trata de “defensores de derechos humanos” sino de activistas políticos que vienen al país con intenciones de des­estabilizar al Gobierno y lograr su cometido de llegar al poder por medio de la fuerza. A con­tinuación, la transcripción de ambas cartas dirigidas a Car­men Villalba.

CARTA 1)

19/03/21

Hola Carmen!

Te mando un abrazo gigante, ojalá pueda ser presencial en otra oportunidad, que no esté lejos. Gracias por toda la fuerza que ponés todos los días para hacer crecer brotes verdes en medio de tanta piedra.

Un abrazo también para tus compañeras del penal, por todas las cosas ricas que nos prepa­raron para toda la delegación argentina.

¡Qué te voy a contar de adversi­dades! Esta comitiva, este viaje era una muestra de voluntad de acompañar esta causa justa para lograr justicia por las niñas, por la aparición con vida de Lichita, para que se vaya además toda esta lacra del gobierno de una vez y para siempre del Para­guay. Te mando beso enorme de Mumalá y de Libres del Sur Argentino.

CARTA 2)

Apreciados camaradas Carmen y Laura Villalba, Francisca Andino y demás abnegados combatientes del EPP, hoy prisioneros de guerra y políticos del régimen criminal del Estado burgués paraguayo:

Mi saludo fraternal, caluroso como el amor que siento por ese sufrido pueblo, valeroso y resis­tente pueblo paraguayo, derro­tado algunas veces, pero jamás vencidos, porque solo es vencido el pueblo que abandona el com­bate; y ustedes, jóvenes comba­tientes, continúan adelante con la llama encendida de muchas generaciones que la cuidaron con esmero para entregársela a una nueva generación que la merezca, que esté dispuesta a cualquier sacrificio para llevarla a la victoria final, que no es otra que la construcción de la sociedad socialista donde ya no haya explo­tadores ni explotados, donde el hombre y nuestros niños y niñas puedan vivir una infancia feliz junto a sus padres y hermanos y junto a todos los otros hermanos que son todos los niños.

Hoy que por el contrario tene­mos un Estado criminal, ase­sino de niños y trabajadores, nuestra lucha por destruir ese Estado criminal es una lucha a muerte, sin vuelta atrás, es nues­tro máximo honor y prestigio y el sistema intenta doblegar­nos mediante el asesinato, des­aparición, encarcelamiento, la promoción de la traición, la des­trucción de nuestras familias, métodos fascistas, nuevamente la dignidad de ustedes dice NO.

NO MÁS

Y la solidaridad del mundo empieza a agruparse alrede­dor de ustedes. Con la unidad del pueblo paraguayo y la soli­daridad del resto de hombres y mujeres honestas del mundo vamos sacarlas y sacarlos de las tumbas en las que están y vamos a castigar a los asesinos, determinadores, financiadores, cómplices y encubridores de la muerte de Lilian y María Car­men, y encontraremos a Lichita.

Sé lo que es estar preso y conozco las humillaciones del régimen penitenciario, las y los llevo en el corazón y espero cada día alguna noticia que nos dé fuerzas para golpear más fuerte, fuerte… Hasta que cai­gan!!! Fuerza camaradas, los tiempos son de partos y las chi­cas saben, hay dolor pero luego vienen los niños, lo nuevo. Mi abrazo interminable hasta conocernos en libertad.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar