La firma EDR Construcciones, de Eduardo Duarte, contratista que manejó dinero de comisiones vecinales en la época de Friedmann en la Gobernación de Guairá, salió beneficiada con dos adjudicaciones entre octubre y noviembre pasado, gracias a requisitos a la medida.

Mediante dos licita­ciones que le fue­ron favorecidas, el amigo de Friedmann, Eduardo Duarte, sigue siendo uno de los proveedores mimados de la Gobernación de Guairá. Su empresa, EDR Construcciones, logró ganar G. 1.700 millones mediante dos jugosos contratos con la administración de Juan Car­los Vera, actual gobernador del cuarto departamento. Pese a que Friedmann está ya fuera del ente, la goberna­ción continúa favoreciendo a sus aliados.

La última licitación ganada por EDR es la “Construc­ción de la sede de la Direc­ción Departamental de Guairá” por G. 1.040 millo­nes, que le fue adjudicada el pasado 3 de noviembre, solo 14 días después de la resolu­ción de adjudicación para la construcción de empedrado en la ciudad de Villarrica por casi G. 700 millones. Denun­cias previas a las licitacio­nes habían alertado sobre maniobras y todo apuntaba que el ganador iba a ser el ex contratista de Rodolfo Fried­mann, cuestionado por Con­traloría por manejo irregular de plata de comisión vecinal durante su administración en la gobernación del cuarto departamento.

Resolución de nueva adjudicación de la Gobernación de Guairá a favor de EDR.

A pesar de que la empresa EDR Construcciones no fue la firma que presentó la oferta más baja logró que­darse con la licitación de la dirección departamental gracias a que el Comité de Evaluación de la Goberna­ción de Guairá decidió desca­lificar al oferente CM Group y Asociados de Cristian Ramón Martínez Fernán­dez, debido a que supuesta­mente no presentó en tiempo los documentos que avala­sen su capacidad en mate­ria de personal. Este último había ofertado el trabajo en G. 1.039 millones.

No obstante, cabe desta­car que este medio había denunciado otras cuestio­nes llamativas del llamado, como que dentro del PBC se exigía a los oferentes con­tar con una experiencia de construcción de 800 metros cúbicos (m³) de hormigón armado en total, cuando la obra en cuestión es para construir solo 134 m³. Esto dejaba entrever que el lla­mado estaba siendo direc­cionado a favor del amigo de Friedmann ya que este coincidentemente contaba con esta experiencia.

De hecho, EDR justamente cumplía con este requisito gracias a dos llamados que tiene con la Gobernación de Guairá, a cargo de Juan Carlos Vera. En este sentido, cabe recordar que la empresa EDR ganó en noviembre del 2019 la licitación de G. 1.420 millones para ampliación edilicia dentro del Parque de Guairá y en mayo de este año el llamado para amplia­ción del Colegio Nacional de Villarrica por G. 720 millo­nes, sumando ambos traba­jos EDR alcanzó la experien­cia solicitada en el pliego.

Por otro lado, como se men­cionó anteriormente, el pasado 20 de octubre del corriente, Eduardo Duarte, junto con su padre Agustín Duarte, ganaron un con­trato de G. 700 millones con la Gobernación de Guairá, en el marco de la licitación para “Empedrado en la ciudad de Villarrica y Paso Yobái”.

Este último llamado también habría sido direccionado a favor de Duarte, ya que desde la gobernación apuraron la visita in situ a la zona de obras, exigencia de cumpli­miento obligatorio para los proveedores interesados en la licitación. Esta visita se realizó solo dos días después de la publicación del llamado en el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).

Asimismo, EDR presentó una oferta casi imposi­ble dentro de los precios de mercado ya que el precio que logró estaba por debajo del precio referencial de G. 880 millones establecido por la Gobernación de Guairá en un 20,86%. Esta jugada que suele ser utilizada por las instituciones para eliminar a otros oferentes es recom­pensada luego con adendas que van ampliando los mon­tos de los contratos a favor del proveedor ganador.

Finalmente, hay que resal­tar que tanto Duarte Rojas como su padre, Agustín Duarte, eran proveedores consentidos por el ex gober­nador Rodolfo Friedmann y acapararon licitaciones de obras durante la adminis­tración del actual senador en el cuarto departamento. Además, Agustín Duarte es sindicado por la Contralo­ría General de la República como una de las personas que se adueñó de G. 3.700 millo­nes que salieron de la Gober­nación de Guairá para una comisión vecinal, que fue­ron utilizados para supues­tamente llevar a cabo obras, pero que en realidad fueron usados para evadir los pro­cesos licitatorios.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar