Examen de correspondencia negativo que el ex contralor Octavio Airaldi había remitido en el 2008 al entonces fiscal de Delitos Económicos René Fernández, hoy día ministro de Anticorrupción.

Por Rossana Escobar M.

rossana.escobar@gruponacion.com.py

La Contraloría Gene­ral de la República (CGR) había reali­zado un minucioso examen de correspondencia de bie­nes en el 2008 al entonces presidente de la República, Nicanor Duarte Frutos, que arrojó un resultado nega­tivo para el ex mandatario y actual director de Yacyretá.

El dictamen concluyó en que “existen incongruencias entre los valores declarados, por tanto no existe corres­pondencia”. “Yo le remití el informe al propio ex presi­dente Duarte Frutos y al ex fiscal de Delitos Económicos del Ministerio Público, René Fernández, y allí murió, nunca más tuve retorno”, señaló el ex contralor Octavio Airaldi.

Nota del ex contralor, Octavio Airaldi, al entonces fiscal de Delitos Económicos, René Fernández, sobre la remisión de la declaración jurada y examen de correspondencia de Duarte Frutos.

La fortuna del ex mandatario (quien ganó el mote de mago de las finanzas por el extraordi­nario crecimiento económico que experimentó) volvió a ser noticia en estos días, luego de darse a conocer las declaracio­nes juradas por la CGR a raíz de una sentencia judicial. En este contexto, nuevamente surgie­ron varios cuestionamientos al ente de control y la Fiscalía por los alevosos bienes con­signados, así como patrimo­nios subvalorados que saltaron a la luz y que pasan desaperci­bidos para la Justicia.

“Conforme a las declaracio­nes expuestas, el saldo en caja/bancos, es decir lo ‘disponible’, representa a partir del año 2006 12,59 veces más que sus ingresos normales (sueldo asignado)”, señala el dictamen de la Contraloría que como dice el ex contralor Airaldi, “murió en el Minis­terio Público”. Duarte Frutos llevaba tres años como presi­dente en ese entonces.

Cálculo que consta en examen de correspondencia sobre el aumento de saldo en caja de Duarte Frutos con relación a sus ingresos.

Según los documentos a los que accedió La Nación, el dic­tamen se basó en las 4 declara­ciones juradas presentadas por el ex mandatario, cruces con entidades bancarias, regis­tro salarial de G. 15 millones durante la Presidencia, gas­tos de representación y otros.

El estudio de corresponden­cia también hace hincapié en el crecimiento patrimonial a gran escala que Duarte Fru­tos registra desde que se ubicó como ministro de Educación.

Al dejar el Ministerio de Edu­cación, la Contraloría detectó que su saldo disponible en ban­cos era 7,34 veces más que sus ingresos normales e ingresos extraordinarios. El sueldo de Duarte Frutos en aquella época era de G. 4,5 millones, pero él mismo infló sus ingresos casi en un 50% con honorarios de su cónyuge Gloria Penayo, aun así los cálculos en caja revelaban un aumento de 7 veces más con relación a todo lo que per­cibía entre el 2001 y el 2003.

Conclusión de que existen incongruencias en el estado patrimonial del ex presidente.

El referido dictamen, además de los saldos disponibles en caja, muy superiores a sus ingresos normales, remarca el incremento significativo de inmuebles y otros en cada declaración jurada.

“Igualmente, en este período (2003/2008), con el nivel de ingresos que mantuvo el señor Duarte Frutos y consi­derando el saldo disponible en caja y bancos, el recurrente consignó incrementar su patri­monio a través de la adquisi­ción de varios inmuebles en zonas residenciales de la capi­tal, en el Chaco y con la compra de ganado vacuno”, dice parte del documento que revela que el ex presidente, además de dis­poner en cuentas bancarias 12,5 veces más de lo que per­cibía (al parecer no gastaba en una sola aspirina), a la par iba acumulando inmuebles.

¿Con qué dinero compraba miles de hectáreas como la estancia del Chaco, o cómo erigió su búnker que sale de cuadra a cuadra en Asunción el ex presidente sin que bajara un centavo el saldo en caja de todo lo percibido y, al contra­rio, le rendía con creces, pese a millonarias inversiones?

En el 2003, al asumir la Presi­dencia también aparece en la declaración jurada de Duarte Frutos una compra de accio­nes por US$ 30 mil, inversión también de origen desconocido, considerando que el sueldo del mismo nunca mermó en caja.

Todo es ganancia y en cuantio­sos porcentajes en los negocios emprendidos por Duarte Fru­tos. Según consta en el dicta­men de correspondencia “la inversión en acciones gene­raron extraordinarias rentas mensuales (tasa de rentabili­dad 160% anual sobre capital invertido), que superaron el 50% del total de sus ingresos mensuales declarados”.

PRÓSPERO GANADERO

Una observación especial hizo la Contraloría con relación a la rentabilidad ganadera que dijo tener el ex presidente.

En declaración jurada del 2006 de Duarte Frutos comenzó a saltar un lote de ganado por valor de G. 200 millo­nes, cifra que se incrementó 90% en el 2008, llegando a unos G. 570 millones. Según el informe, el ex presidente manifestó tener una rentabi­lidad anual de G. 468 millones con su actividad ganadera.

En resumen, Duarte Frutos al ingresar al MEC en 1999 declaró patrimonio neto por G. 773 millones. En el 2008 se retiró con G. 2.729 millones de patrimonio neto, es decir, en menos de 10 años acumuló G. 2.000 millones más.­

RENTABLE NEGOCIO AGROPECUARIO

“La única propiedad declarada está ubicada en el Chaco para­guayo. Las tierras en esa zona generalmente no son aptas para la agricultura rentable; sin embargo, en el año 2008 la actividad agrícola le ha redituado al señor Duarte Frutos un ingreso men­sual de G. 12.800.000, con una contrapartida de costo mensual de tan solo G. 2.000.000, lo que le ha generado una renta neta mensual, en dicha actividad, de G. 10.800.000, lo que equivale a una rentabilidad neta anual de G. 129.600.000”, subraya el dicta­men de correspondencia que le salió negativo al ex mandatario.

Última declaración jurada: Activo de G. 15.000 millones

Tras dejar el cargo de embajador de nues­tro país en la Argentina (2013-2016), Duarte Fru­tos declaró un activo de G. 15.154 millones y un pasivo de G. 7.364 millones, que deja un patrimonio neto de G. 7.789 millones.

El patrimonio del que fuera un humilde perio­dista que vivía en una modesta casita al ingre­sar a la función pública se compone de casi una veintena de propiedades, entre ellas una en el exte­rior (Argentina).

Ganado vacuno; por cierto, estimado a precio mínimo, por un total de G. 6.526 millones, 7 cuentas corrien­tes distribuidas en bancos locales y de la Argentina, estancias modelo, son parte de la fortuna oficializada por Duarte Frutos, a través de sus declaraciones juradas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar