Nada que envidiar la prosperidad que gozan sus colegas políticos, a los que tanto critican. Aumentos de hasta 1.000%, algunos de los afortunados entraron con “saldo rojo” y en pocos años registraron cuantiosos bienes.

Ex presidente Franco, con decena de inmuebles, hasta departamento en Brasil

Federico Franco.

Según la Contraloría, se inició en el sector público con G. 350.000 y se retiró con más de US$ 1 millón.

Cuando en el año 1991 empezó a mostrarse a nivel político y fue electo como concejal de la Municipalidad de Fernando de la Mora, Luis Federico Franco Gómez había decla­rado que tenía un ahorro de G. 350.000. Diez años después, asumió como intendente de la referida ciudad, ya con un patrimonio de G. 400.000.000 solo en inmuebles.

Estando una década en la función pública, como intendente, gobernador de Cen­tral, senador, hasta llegar a ser Presidente, acumuló diez inmuebles: en Fernando de la Mora, San Lorenzo, Piribe­buy, inclusive declaró tener un departamento en Santa Catarina, Brasil, por valor de G. 170.000.000. Sus diez resi­dencias están valuadas en G. 4.482.714.917 y el aumento de su patrimonio estando en cargos públicos es de 897%. Hasta el 2013, su patrimonio neto era de G. 6.035.964.917.

DE G. 32 MILLONES A G. 1.000 MILLONES

Enrique Antonio Buzarquis.

Enrique Antonio Buzarquis, dipu­tado del PLRA, también es un extraordinario mago de las finan­zas. Declaró patrimonio neto de G. 32,6 millones en el 2003. En el 2013 aparece con un activo de G. 1.076 millones, un crecimiento verdade­ramente misterioso considerando que la única deuda registrada es de G. 11 millones.

Su enriquecimiento se dio en el período que estuvo en cargos públi­cos considerando que fue concejal municipal en el período 2001/2006 y gobernador del departa­mento de Caaguazú 2008/2012.

Víctor Ríos: De saldo rojo a activos de G. 1.100 millones

Victor Ríos.

El actual senador declaró en el 2005 un patrimonio neto negativo de G. 60.000.000; sin embargo, el valor y la cantidad de sus bienes ascendieron extraordinariamente.

El actual senador declaró en el 2005 un patrimonio neto negativo de G. 60.000.000; sin embargo, el valor y la can­tidad de sus bienes ascendie­ron extraordinariamente.

El senador de la Nación por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), Víctor Ríos, en el 2005 declaró un patrimonio neto que real­mente estaba por el suelo: En saldo rojo. Consignó tener un pasivo por un total de G. 195.000.000, en tanto que sus activos solo alcanzaron los G. 135.000.000, es decir, hubo una diferencia nega­tiva de G. 60.000.000.

El dato fue declarado en abril del 2005, dos meses después de asumir como rector de la Universidad de Pilar, cuya función le per­mitió tener un salario de G. 8.506.420.

Lo más curioso es el ascenso abismal que el actual sena­dor por el Partido Liberal obtuvo en sus activos de bie­nes, donde, por ejemplo, en el 2012 ya registró un total de G. 1.123.520.822 y un pasivo (deuda) de G. 552.892.968. Del total de esta deuda que hizo figurar en el 2012, casi la totalidad era a bancos, coope­rativas y tarjetas de créditos.

Otro detalle muy intere­sante es que al asumir el cargo de rector de la Uni­versidad de Pilar en el 2005, literalmente llegó a pie a ese lugar, ya que su patrimonio contaba con un saldo en rojo. Sin embargo, a lo largo de siete años, en el 2012, con­signó a su nombre un total de 5 (cinco) camionetas de diversas marcas, cuyo valor total declarado en aquel año fue de G. 545.200.000.

La declaración jurada que Víctor Ríos presentó en el 2005 reflejaba la complicada situación económica, lo cual cambió extraordinariamente unos años después.

DECLARÓ DEUDA DE G. 16.500 MILLONES EN TOTAL

Un peculiar caso se registra con el senador Ríos, quien afirmó ser uno de los “garantes” de un crédito de aproximadamente G. 16.267 millones que la facción política accedió de la Cooperativa de J. Augusto Saldívar. El detalle aparece en su declaración jurada realizada en julio del 2018.

El congresista dijo a La Nación que el tema se trata de un mal entendido y que el último miércoles fue a tratar de corregir ese dato.

“Estamos entre nueve que hemos salido como garantía al partido y aclaro que no es mío, es una deuda del partido. Es un error que figure en nombre mío”, dijo el senador.

Esta situación hace de que el activista del PLRA y actual senador se encuentre nuevamente con un “saldo en rojo”, en esta oportu­nidad con un patrimonio negativo de G. 15.680 millones.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar