El 23 de abril pasado, La Nación publicó cómo la empresa Insumos Médicos Sociedad Anónima (Imedic SA), vinculada al empresario Justo Ferreira y su hija Patricia, montó un esquema para introducir medicamentos oncológicos y para pacientes en terapia intensiva, que le permitía pasar por alto los controles de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa).

Por Jorge Torres Romero

La empresa solo tiene una habilitación para impor­tar medicamentos de una empresa multinacional brasileña (Eurofarma), sin embargo, invocaban y fragua­ban documentos de esta firma para justificar sus importa­ciones provenientes desde la India. De acuerdo al material periodístico, difundido el 21 de abril en el programa La Caja Negra, un grupo de empre­sas farmacéuticas dedicadas, en aparente colusión, a ganar millonarias licitaciones en el Estado aprovechó la flexibili­dad de los controles y la compli­cidad de las autoridades para introducir y comercializar en nuestro país medicamentos de dudoso origen. Esto, según documentación exclusiva a la que se accedió y que demuestra el modus operandi de la mafia de los medicamentos impor­tados a Paraguay.

El esquema montado por este grupo de empresas incluye hasta la falsificación de fac­turas para saltear los contro­les sanitarios y así introducir toneladas de medicamentos que terminan siendo aplica­dos en IPS y en los hospitales públicos. Imedic SA utilizaba facturas falsas para justificar que supuestamente traía medi­camentos de Brasil, cuando en realidad los traía de la India, sin ningún tipo de control.

Este es el registro sanitario que le permitía a la empresa Insumos Médicos SA importar medicamentos oncológicos de una empresa multinacional brasileña, Eurofarma.

LAS CLAVES DEL MECANISMO

Un documento en el que apa­recen los detalles de una transacción comercial entre una empresa farmacéutica ubicada en la India (Bombay) denominada Genex Pharma y la empresa paraguaya Insumos Médicos SA, vin­culada al empresario Justo Ferreira y a su hija Patricia Ferreira, es el punto de par­tida del mecanismo.

En este registro de carga apa­rece como vendedor de un lote de medicamentos una empresa ubicada en la India, Bombay, Genex Pharma, que según sus registros opera desde el 2006. El detalle del carga­mento especifica que contiene 454.400 kilogramos de medi­camentos que fueron envia­dos a Paraguay vía aérea y que el comprador es la empresa Insumos Médicos SA, con RUC número 80029801-2. Además, aparece consignado el número de la factura comercial 190.405 y la fecha 8 de abril del 2019.

El otro documento clave para conectar el esquema es la factura comercial, presun­tamente falsificada, donde consta una transacción entre las empresas Eurofarma SA de Brasil y la misma empresa importadora Insumos Médi­cos SA. La empresa Eurofarma es una multinacional farma­céutica brasileña presente en varios países de América del Sur, Central, el Caribe y África. Según los datos consignados en su página web no registran operaciones en la India.

Imedic SA fraguó esta factura de Eurofarma para justificar la importación de medicamentos que traían de la India y que ingresaban al país sin control sanitario.

Esta factura contiene los mis­mos detalles que aparecen en la guía de carga. Es decir, el mismo tipo y cantidad de medicamen­tos, formas de pago, el mismo número de factura, 190.405, y los datos del comprador: la empresa paraguaya Insumos Médicos SA. El equipo de La Caja Negra contactó con repre­sentantes de la empresa Euro­farma SA para verificar la auten­ticidad y validez de la factura. A través de su representante, Guilherme Gaspar, la multina­cional brasileña asegura que la factura carece de autentici­dad y niegan tener operacio­nes comerciales con la empresa Genex Pharma de la India.

Además, Eurofarma reconoce que mantiene operaciones comerciales con la empresa Insumos Médicos SA y que exportan a nuestro país medi­camentos producidos y termi­nados en Brasil. Los registros del despacho aduanero, corres­pondientes a esta misma carga y a los que accedió el equipo perio­dístico, demuestran que el país de origen de la carga es India, que la empresa importadora es Insumos Médicos SA y que el vendedor es la empresa bra­sileña Eurofarma SA. El car­gamento ingresa por “canal verde”, es decir, no está sujeto a un control muy riguroso.

En el despacho aduanero tam­bién se consigna el número de autorización para importar que otorga en nuestro país la autoridad reguladora, la Dina­visa, dependiente del Minis­terio de Salud. De acuerdo a los registros de Vigilancia Sanitaria, la empresa ligada al empresario Justo Ferreira obtuvo el permiso para impor­tar este cargamento a través de la solicitud número 1.119.552. Finalmente, la ruta termina con este documento que es el que “habilita” la importación de estos medicamentos, de dudoso origen, a nuestro país. La firma solo tiene una habi­litación para importar medi­camentos de una empresa brasileña (Eurofarma), sin embargo, invocan y fraguan documentos de esta firma para justificar sus importaciones provenientes desde la India.

Esta es la guía de carga que confirma que Insumos Médicos SA en realidad traía los medicamentos de la India y no del Brasil.

Dejanos tu comentario

20H

El presidente de la Ande vaticina "un mejor verano" con el servicio, ¿usted qué opina?

Click para votar