Hace un año que el doctor Juan Carlos Portillo tiene un rubro en el Hospital Barrio Obrero, pero en este tiempo no atendió un solo paciente allí.

  • La Nación / Canal GEN
  • 0983191724

El Dr. Juan Carlos Porti­llo Romero, designado recientemente para el cargo de viceministro de Aten­ción Integral a la Salud, cobró mensualmente por un año un rubro del Hospital Barrio Obrero que es para médico de consultorio, sin cumplir dicha función. Cabe recordar que el alto funcionario viene esca­lando de manera veloz en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS).

Portillo venía cobrando men­sualmente sobre su salario que, con gastos de representa­ción y bonificaciones, alcanza G. 18.164.400, otros G. 4.600.000 que corresponden al rubro de médico de consultorio. En total, su ingreso mensual asciende a la suma de G. 22.764.400.

Este rubro de “contratación de personal de salud” el flamante viceministro venía cobrando desde el mes de marzo del año pasado, según las planillas de salarios del Ministerio de Salud.

La directora de Recursos Humanos del Ministerio de Salud, Emma Martini Ciancio, dio explicaciones poco cohe­rentes al intentar aclarar por qué este rubro tan necesario en el hospital se otorgó a Por­tillo, quien más bien está en oficina administrativa.

“Pasa que el Dr. Portillo tenía ese contrato en el Hospital Barrio Obrero y nosotros lo que hacemos es trasladar el contrato acá, eso ya nada más hasta ahora, porque con el nuevo cargo de viceministro nosotros damos de baja ese contrato”, expresó la funcio­naria a un equipo periodístico de Canal GEN. Precisó que el pago de ese rubro se efectuó hasta el mes pasado.

Ingresos en el mes de marzo del actual viceministro, figura su vínculo en el hospital donde nunca realizó una sola atención médica.

“El Dr. está en un cargo geren­cial, entonces, como la com­plejidad en Salud es enorme, tenemos varios médicos con el mismo caso del Dr. Porti­llo; o sea, ellos vinculan acá su carga horaria”, añadió la directora RRHH.

El Dr. Derlis León, director del Hospital Barrio Obrero, donde Portillo tendría que hacer con­sultas médicas, pues percibe una remuneración para ello, confirmó a La Nación que el actual viceministro no hace consultorio en el centro asis­tencial.

“Él es viceministro ahora y estaba como director de Servi­cios y Redes desde que asumió Mazzoleni. Desde ese momento, yo estoy hace un año y cuatro meses, y desde ese momento cumple funciones gerenciales al más alto nivel”, dijo y trató de salvar la situación alegando la figura del comisionamiento, aunque no lo pudo sustentar.

Finalmente, reconoció que en su administración, desde diciem­bredel2018alafecha, Portillono ha hecho consultorio en el Hos­pital Barrio Obrero. “Consulto­riomientrasyoestoy, no, porque está probablemente comisio­nado a nivel central (…)”, mani­festó el galeno.

DOBLE REMUNERACIÓN

En planilla de salarios de la cartera de Salud de febrero de este año aparece Portillo con un salario de G. 28.911.723.

En el detalle figura el sueldo de G. 13.000.000, G. 2.164.400 en gastos de representación, G. 3.000.000 en bonifica­ción por responsabilidad en el cargo, G. 1.547.323 en viá­ticos y, dos rubros para médi­cos por G. 4.600.000 cada uno. Según se describe en la planilla, uno corresponde a un pago atrasado de enero.

Pero, en la nómina de enero salta que Portillo percibió la suma correspondiente a “contratación de personal de salud”.

“Él no tiene un contrato de dos consultorios (…). Aparece lo que cobró del mes de enero, que nosotros le debíamos por el mes de enero, entonces en el mes de febrero cobra por su contrato del mes de enero”, trató de justificar la directora de Recursos Humanos.

SEPA MÁS

Directora busca confundir

La directora de Recursos Humanos del ministerio, Emma Martini Ciancio, en su intento de cubrir la situación del viceministro, hizo alusión a la unificación de vínculos para el personal de blanco, descrito en el artículo 106 del anexo A del decreto regla­mentario de la Ley de Presu­puesto General de la Nación.

Entendidos en la materia señalan que no corresponde el argumento de la respon­sable de RRHH, ya que el Dr. Portillo no era funcionario de Salud cuando “los médicos fueron matriciados”, en otras palabras, cuando fueron bene­ficiados con la unificación de los salarios. “Él no estaba en Salud con varios vínculos en el año 2017, él recién ingresa en el año 2018, en el año 2019 se le da un rubro de contrato; vale decir, él tenía que cum­plir una carga horaria como director general de 8 horas diarias por ese rubro de G. 13 millones y, aparte, tenía que justificar su contrato de G. 4.600.000”, explicó una fuente del ministerio.

Salud se alineó a favor de firmas del clan Ferreira

El Comité de Evaluación del ministerio ni siquiera analizó experiencia de los proveedores.

El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS) ya cuenta con el informe de la Contraloría General de la República (CGR) respecto al proceso de adquisición de insu­mos médicos, en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19, en el que se detallan serias irregularidades.

Trascendió que todo estuvo preparado para que las firmas Insumos Médicos SA y Euro­tec SA sean las adjudicadas con millonarios contratos en el marco de la licitación.

Uno de los puntos observados por el ente de control refiere que el Comité de Evaluación de la cartera de Salud ni siquiera tuvo en cuenta al momento de selec­cionar a estas empresas la capa­cidad financiera ni experiencia.

Tampoco el informe de evalua­ción consta del análisis de las especificaciones técnicas.

Otro punto cuestionado es que el llamado se adjudicó por ítems y no por lote como se estableció en el pliego de bases y condiciones.

La empresa Insumos Médi­cos SA, de Patricia Ferreira, se adjudicó un contrato por valor de G. 47.952 millones, y Euro­tec SA, de Marcelo Ferreira, se quedó con un contrato de G. 37.268 millones.

El Ministerio de Salud ini­ció el proceso de rescisión de contrato con ambas fir­mas, que entregaron insu­mos defectuosos. Hasta el próximo 19 de mayo, las empresas tienen tiempo de presentar descargo a Salud.

Cuestionados proveedores buscan continuar contratos

Abogado de firmas cuyos insumos fueron rechazados por defectuosos ahora asegura calidad.

Uno de los abogados de las empresas Insumos Médi­cos SA y Eurotec SA, Andrés Casati, afirmó que los produc­tos que vayan a entregar en esta segunda partida al Ministerio de Salud serán de mayor cali­dad que los de la primera tanda, que fueron rechazados. La pri­mera carga arribó en un avión carguero el pasado 18 de abril, que contenía más de un millón de mascarillas, más de 22 mil equipos de protección indi­vidual y 15 camas de interna­ción. Esta cantidad específica del total del lote fue rechazada por las autoridades sanitarias.

“Los trajes se van a cambiar, son mejores y más caros inclusive a losquesehabíanadjudicado. Las camas tuvieron inconvenientes; pedimos una cosa y te viene otra, eso ocurrió con las camas. Pedi­mos de tres posiciones y vinie­ron de dos posiciones”, afirmó Casati a la radio 800 AM.

La llegada de los insumos médicos estaba prevista para anoche. Y en breve, Salud podría al fin emitir nuevas órdenes de compra. No lo hacía para salvar a los proveedores de multas, que a hoy serían millonarias, por atraso en la entrega de los insumos.

Recordemos que el Ministe­rio de Salud inició la rescisión del contrato, luego de verificar el incumplimiento de bases y condiciones por parte de las empresas proveedoras Insu­mos Médicos SA y Eurotec SA. El abogado Casati aseguró que hasta el próximo 20 de mayo próximo tienen tiempo de con­testar el documento.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar