Hicieron figurar como recibidos los muebles acordados, pero el proveedor todavía no completó la entrega.

El Ministerio de Edu­cación y Ciencias (MEC) desembolsó el pasado 15 de enero el monto total de un contrato –unos G. 821 millones– a favor de un proveedor, sin que hasta ahora haya recepcionado la totalidad de los bienes descriptos en el acuerdo, y pasando por alto cláusulas del pliego de bases y condiciones (PBC).

Una de las cláusulas del pliego de bases y condicio­nes dice que la firma que resultare adjudicada –en este caso Classic Mobles– obligatoriamente deberá suministrar la totalidad de los bienes en un plazo no mayor a 35 días hábiles pos­teriores a la recepción de la orden de compra.

El 3 de diciembre del 2019, la cartera de Educación firmó contrato con la empresa para el suministro de muebles escolares y de oficina.

El director de Administra­ción y Finanzas, Alejan­dro Duarte, mano dere­cha del ministro Eduardo Petta, estampó su firma en el acuerdo.

El 9 de diciembre se envía a la firma Classic Mobles la orden de compra por el valor de G. 821.360.000 y el 26 de diciembre, dos funciona­rios del MEC firman notas de remisión por la totalidad de los bienes. Sin embargo, la institución no recibió toda la provisión en ese momento.

Roque Manuel Insfrán, un funcionario de bajo rango, auxiliar del Departamento de Suministro y Depósito, y Robert Ruiz Díaz Caballero, asistente administrativo en la Dirección de Infraestruc­tura (este último en el sis­tema del IPS aparece ligado al familiar del diputado Arnaldo Samaniego, Gus­tavo Samaniego), son los fir­mantes de las notas.

En el PBC además se esta­blece que la solicitud de pago del proveedor a la contra­tante –en este caso el MEC– deberá ser por escrito, acom­pañada de factura a crédito que describa, según corres­ponda, los bienes entregados.

Se fija un plazo de pago de como máximo 60 días des­pués de la presentación de una factura por el provee­dor y de que la contratante la haya aceptado.

Alberto Salinas, jefe del Departamento de Sumi­nistro y Depósito del MEC, afirmó que recién hace menos de un mes que empezaron a recibir los bienes del contrato con Classic Mobles SA.

Salinas no pudo explicar por qué uno de los funcionarios a su cargo, Roque Insfrán, firmó en diciembre pasado las notas de remisión, siendo que la institución no había recepcionado los bie­nes. Tampoco el funcionario en cuestión, quien recono­ció el hecho, pudo justificar su actuar.

Por otro lado, directores del MEC se negaron a abrir el depósito en Itá Enramada, donde dicen que están recepcionando los bienes. Ninguna autoridad de la cartera salió a dar la cara y responder a la incógnita de ¿dónde están los pupitres que compró el MEC?

Dejanos tu comentario

17H

Aumentan los casos positivos y fallecidos a causa del COVID-19 ¿Cree que hay un relajo ciudadano?

Click para votar