Muy alejado de la política de austeri­dad que se pregona desde el Ejecutivo, Ramón Retamozo sumó en Puertos cerca de 200 nuevos fun­cionarios que cuestan caro a la ciudadanía. Muchos son de Paraguarí, feudo de su padrino político Miguel Cuevas, y ni siquiera pisa­ron la institución.

Solo en setiembre del 2018, al poco tiempo de asumir como presidente de la Administra­ción Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), Ramón Retamozo incorporó a 70 empleados y en diciembre a más de 40. Mientras que en lo que va del año ya son más de 60 los nuevos funcionarios, excluyendo a los que se ubi­caron en la institución bajo la figura del comisionamiento.

Mónica Cáceres, favorecida y Juan Cabriza, favorecido.
Mónica Cáceres, favorecida y Juan Cabriza, favorecido.

En poco más de un año de gestión, Retamozo metió a 178 funcionarios entre nom­brados y contratados que cuestan a los contribuyentes G. 534 millones al mes solo en sueldos, es decir fuera de horas extras, bonifica­ciones, gratificaciones, etc. Cifra que, sumando el agui­naldo, escala a unos G. 6.942 millones anuales.

El costo anual es con base en un cálculo promedio de un salario mensual –por lo bajo– de G. 3 millones, teniendo en cuenta que entre los nuevos funciona­rios los sueldos van desde el salario mínimo hasta los G. 10 millones o más.

Juan Carlos Vera es uno de los asesores de Retamozo y leal a Cuevas.
Juan Carlos Vera es uno de los asesores de Retamozo y leal a Cuevas.

LA VEINTENA DE ASESORES

Vale señalar que una vein­tena de funcionarios contra­tados por la actual adminis­tración aparece en planilla de empleados con cargo y/o función de asesor.

De 23 asesores, 10 son exclu­sivos del despacho de Reta­mozo y sus salarios van de G. 3 millones a G. 16 millones.

Ninguna autoridad de la institución pudo responder hasta ahora en qué asesoran estos funcionarios ni para qué el presidente necesita una veintena de asesores.

El gerente general de la ANNP, Ángel Colmán, había mencionado a La Nación que 700 funcionarios hoy no tie­nen funciones debido al cese de operaciones del Puerto de Asunción.

El locutor Saúl Franco, que planillea en Puertos desde hace 9 meses.
El locutor Saúl Franco, que planillea en Puertos desde hace 9 meses.

Mientras se trabaja sobre un proyecto que pretende la disminución de personal en Puertos, su titular, en con­traste, llena la institución con recomendados en su mayoría del noveno depar­tamento.

PLANILLERISMO Y FAVORES

En la extensa lista de funcio­narios de Puertos que entra­ron con la actual adminis­tración figura, por ejemplo, un radialista de Paraguarí, quien en vez de presentarse a cumplir funciones en la ins­titución, hacía loas a Reta­mozo desde su programa de radio. No sabemos si Saúl Franco, quien figura en planilla de funcionarios desde febrero pasado, optó por continuar su programa “Noticia y música” o bien empezó a acudir a Puertos.

“En este momento estoy teniendo un programa, desde hace poquito nomás estoy en Paraguarí FM, pero no sé hasta cuándo porque tengo que resolver esto y tengo que optar por que­darme acá o ir allá”, había dicho Saúl a La Nación.

Retamozo también ubicó en Puertos a Mónica Cáceres, hija del encargado de su casa­quinta de Cerro León (Para­guarí) de nombre Ramón Cáceres, y a Juan Cabriza Núñez, sobrino del juez Blas Cabriza Rojas, quien había desestimado una denuncia por un millonario faltante en la Gobernación de Paraguarí en contra de Miguel Cuevas.

Ramón Retamozo asumió como titular de Puertos el año pasado con el actual gobierno, cargo que dejó en julio pasado para ocupar una banca en el Senado en reemplazo de Enrique Riera, quien había sido suspendido. Asumió la curul por esca­sos días y el 6 de agosto, por decreto del presidente Mario Abdo, retornó a la ANNP.

178

FUNCIONARIOS

entraron con la administración de Retamozo y en su mayoría son de Paraguarí.

534

MILLONES

de guaraníes cuestan mensualmente los nuevos funcionarios.