Poco antes de renun­ciar al cargo de canci­ller nacional el pasado 29 de julio, Luis Alberto Cas­tiglioni, actualmente senador, autorizaba pagos de maestrías y doctorados a favor de siete funcionarios.

Por resolución Nº 675 de fecha 5 de julio autorizó a la Dirección General de Admi­nistración y Finanzas a rea­lizar los pagos, imputables en el Objeto del Gasto 290 “Ser­vicio de capacitación y adies­tramiento”.

Mientras los contribuyentes, que con sus impuestos deben mantener el aparato estatal, se las ingenian para poder pagar un estudio de calidad; en la Función Pública no esca­timan recursos para sus pri­vilegios.

Son funcionarios con un buen pasar económico los benefi­ciarios que bien podrían ellos mismos pagar sus estudios como lo hace el ciudadano común, que se las arregla con lo poco que gana.

Una de las beneficiarias es la abogada Fabiola Tavarelli, con salario de más de 6.000.000 de guaraníes en el Ministe­rio de Relaciones Exteriores (MRE), según planilla al mes de julio. Realiza un doctorado en defensa y desarrollo en la Universidad Metropolitana, con duración de dos años, que costará a la institución 15 millones de guaraníes.

La mujer es presidenta de la Coordinadora Colorada de Funcionarios del MRE Luis María Argaña, gremio que res­paldó la gestión de Castiglioni como ministro.

En agosto pasado, esta coordi­nadora solicitó cargos al actual canciller nacional, Antonio Rivas Palacios. En la lista de funcionarios que pidieron sean designados figura justa­mente Tavarelli, para quien plantearon el puesto de direc­tora de Pasaportes, directora de la Unidad Operativa de Contrataciones o coordina­dora anticorrupción.

Otro de los beneficiarios es Guido Turitich, quien per­cibe una remuneración de más de 13 millones de guara­níes. Su maestría en gestión pública en la Universidad de la Integración de las Améri­cas (Unida), con una duración de 18 meses, costará a la Can­cillería 15.939.000 guaraníes.

Pamela Villalba Orrego es otra funcionaria beneficiaria. La Cancillería pagará su maes­tría en administración y ges­tión pública en la Universidad Iberoamericana, con duración de 24 meses, que tiene un costo de 16.380.000 guaraníes. La mujer tiene un salario de más de 6.000.000 de guaraníes.

Otra favorecida es Leti­cia Carolina Melgarejo, con una remuneración cercana a 7.000.000 de guaraníes. Rea­liza una maestría en admi­nistración y gestión pública en la Universidad Iberoame­ricana, con duración de dos años, lo que costará al MRE 16.380.000 guaraníes.

Otros beneficiarios son René Vera Portillo y Édgar Parodi, quienes realizan una maestría en administración pública en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Asunción, que tiene una dura­ción de dos años. El primero percibe un salario de 11 millo­nes de guaraníes y el segundo cerca de 13 millones de guara­níes. La Cancillería pagará por la capacitación de cada uno la suma de 17.460.500 guaraníes.

Completa la lista de benefi­ciarios la funcionaria Veró­nica Aranda Cabrera, cuyo salario ronda los 5.000.000 de guaraníes. Realiza una maestría en administra­ción y gestión pública, tam­bién en la Universidad Ibe­roamericana, que tiene una duración de 24 meses y que costará al MRE 16.380.000 de guaraníes.

En total, la cartera de Estado desembolsará la suma de 115 millones de guaraníes a favor de estos funcionarios.