“Le di una pequeña participación”, confirmó el libanés Hussein Khalil Dia a nuestro diario al referirse a la sociedad anónima de G. 4.000 millones que constituyó junto con Víctor Abdel Buzarquis, hermano de los gemelos par­lamentarios, Enrique Salyn Buzarquis (senador) y Enrique Antonio Buzarquis (diputado).

La sociedad se creó en junio del 2009 y se denomina Minapa SA.

“Somos amigos de más de 25 años, necesitaba alguien de confianza en el interior de la República, quería que Víctor me ayudara”, señaló en comu­nicación telefónica Hussein Dia. Subrayó que años después el hermano del parlamenta­rio salió de la empresa. “No apareció oportunidad buena, después de que habría salido yo compré algunas propieda­des en Asunción a nombre de Minapa”, explicó el libanés.

Hussein sostuvo que la empresa es formal, paga IVA, etc.

Cabe recordar que Hussein es hermano del ex embajador paraguayo en el Líbano, Has­san Khalil Dia, ex diplomático amigo de Amine Sweid, a quien invitó en misión oficial.

Tanto el ex embajador como Walid Amine Sweid son men­cionados en el informe pre­sentado ante el Congreso de los Estados Unidos. El segundo fue sindicado como un supuesto financista del Hezbollah, grupo considerado como terrorista por el gobierno del país norteamericano.

El ex diplomático organizó la visita oficial y reunión política con parlamentarios aliados al Hezbollah, Hussein (socio del hermano de Buzarquis) par­ticipó también y se lo ve en fotografías, por ejemplo, con Nabih Berry, presidente de la Cámara de Diputados y líder del movimiento chiíta Amal, aliado pleno del Hezbollah.

Hussein refirió que todos los políticos del mundo que van al Líbano visitan a Berry. “Él recibe a todos los políticos”, subrayó.

En cuanto a informes que sin­dican al amigo de la familia Sweid como financista del Hezbollah, Hussein dijo que eso nunca fue probado, son “solo pálpites”, no son infor­mes serios.

Mientras el empresario liba­nés confirma la SA con el integrante del clan Buzar­quis, en Twitter, saltó que el diputado Antonio Buzarquis dijo “que la supuesta relación comercial de un hermano con empresarios ligados presun­tamente al terrorismo nunca existió y que la publicación periodística al respecto, solo busca ensuciar a su hermano el senador y la familia”.