Los casos de meteóri­cos ascensos en los escalafones del apa­rato estatal siguen dando que hablar durante el gobierno de turno. Cada vez se conoce más gente que logra multipli­car los ingresos económicos gracias a impuestos pagados por la ciudadanía y muy pocos casos son los que se deben a una cuestión meritocrática. La cercanía a políticos acomo­dados en el poder es una ven­taja en la mayoría de los casos.

Janete Cecil González Gini es una funcionaria perma­nente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), con funciones designadas a cumplir en la Dirección de Registro Electoral ubicada en la ciudad de Piribebuy, Cordillera. De G. 3,6 millo­nes pasó a cobrar alrededor de G. 10 millones al Estado en pocos meses, superando holgadamente a la remunera­ción de su propio jefe en dicha dependencia, quien solo per­cibe G. 4 millones, según pla­nilla publicada en el portal de la institución.

González Gini registraba en el 2017 un salario de G. 3.648.040, según la nómina de funcionarios del órgano electoral. A abril del 2019, la mujer llegó a un generoso ingreso mensual en la Fun­ción Pública que asciende a G. 9.790.000, monto que se mantiene hasta la fecha.

Pero el proceso para que la remuneración de Janete Cecil trepe y se consolide en lo alto, hasta inclusive casi triplicarlo, fue gradual.

SU ESPOSO, DIRIGENTE DE COLORADO AÑETETE

Janete González es esposa de Arnaldo de Jesús Pérez Díaz, apoderado del movi­miento oficialista Colo­rado Añetete de la ANR en el departamento de Cordi­llera, quien hasta el inicio del nuevo gobierno también ocu­paba un cargo en el Tribunal Superior de Justicia Electo­ral (TSJE).

En agosto del 2018, el influ­yente dirigente político fue nombrado como director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Decreto 1294), con un sueldo de casi G. 13 millones, según el portal de Datos Abiertos de la Secre­taría de la Función Pública.

Desde la asunción de la actual administración, Janete Gon­zález empezó a experimen­tar vientos a favor. En el 2018 consiguió su traslado desde la sede del TSJE en Asunción a una oficina del Registro Elec­toral en Piribebuy, distrito del cual es oriunda. Una vez en su ciudad natal, González Gini alcanzó un monto men­sual de G. 6.132.000, más G. 300.000 en concepto de subsidio para la salud.

De esa manera, la privile­giada mujer superó con un amplio margen el salario per­cibido por su propio jefe en la oficina del Registro Elec­toral, Rafael Notario, que es de G. 4.330.000.

En marzo del 2019, desde la presidencia del Tribunal Superior de Justicia Elec­toral (TSJE) se emitió una resolución (Nº 175/2019) por la cual se elevó el cargo de González Gini a “Jefa de Asistencia de Organi­zaciones Intermedias del Registro Electoral de Piri­bebuy”. Esta “recategori­zación” benefició aun más a González Gini, sumando a su salario una cifra bajo el concepto de “responsabili­dad en el cargo”, logrando así que su ingreso mensual lle­gue a los G. 9.790.000 en la actualidad.

Intentamos conseguir la ver­sión sobre los privilegios de la funcionaria en el Tribunal Electoral, pero no respondie­ron la consulta.­