Representantes del Ministerio Público y la Policía Nacional, encabezados por la fiscala de Delitos Económicos, Marlene González, allanaron ayer la Municipalidad de Quyquyhó. El procedimiento en el marco de la denuncia presentada por los concejales del distrito, ante el Ministerio del Interior, contra el ex intendente y actual diputado por Colorado Añetete, Esteban Samaniego, y su pareja la actual jefa comunal Patricia Corvalán, por un supuesto faltante de unos G. 10.000.

La agente fiscal se constituyó en el lugar en compañía de funcionarios de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), para dar cumplimiento a una orden judicial de la magistrada Lici Teresita Sánchez. El operativo sacudió al funcionariado, mientras la jefa de la institución estaba ausente, como de costumbre.

El abogado que representa a los concejales denunciantes Hernán Cabrera confirmó que en el allanamiento de ayer, se incautaron del interior de la Municipalidad de Quyquyhó, computadoras, teléfonos celulares, discos duros, documentos contables, facturas de bancos, talonarios de cheques, etc., que de ahora en más serán estudiados, ante los indicios de corrupción.

Esteban Samaniego, Patricia Corvalán y Miguel Cuevas, todos de Colorado Añetete, denunciados por corrupción.
Esteban Samaniego, Patricia Corvalán y Miguel Cuevas, todos de Colorado Añetete, denunciados por corrupción.

De acuerdo con una auditoría de la Consultora Saliec, cuando Esteban Samaniego dejó la intendencia para ser diputado y antes que asuma su pareja y actual intendenta, Patricia Corvalán, se detectaron innumerables anormalidades que luego de ser publicado por el Diario La Nación, tomó interés publico.

Construcciones fantasma y vito de royalties

El informe habla que desde que asumió Samaniego en el 2010 hasta el 2017, no existen documentos respaldatorios de la utilización de más de G. 10.000 millones.

De acuerdo con la auditoría externa de la firma Saliec, por ejemplo, el entonces jefe comunal desembolsó cerca de G. 300 millones, para la construcción y equipamiento de un complejo municipal, sin embargo, los concejales dicen que la mencionada estructura no existe.

“No existe complejo deportivo moderno en la ciudad”, aseguraron los ediles quienes subrayaron que un antiguo tinglado de más de 30 años que se encuentra pegado al local de la Municipalidad de Quyquyhó es el mayor patrimonio de la comuna. Además de la construcción y equipamiento del complejo inexistente, Samaniego hizo figurar G. 259 millones para el mantenimiento de un polideportivo.

Los ediles también cuestionaron los más de G. 151 millones que se invirtió para 3 mantenimientos del complejo Fulgencio Yegros, ubicado en la compañía Loma, donde se presentan mejoras y resaltan que en realidad la inversión no debería superar los G. 50 millones como máximo.

Otro hecho no menor es la repartija del dinero proveniente de los royalties que hizo Samaniego entre sus operadores políticos y familiares, recursos que deben ser destinados para arreglar caminos, construir y refaccionar escuelas.

Los ediles hablan de varios cheques de la cuenta de royalties emitidos a favor de la mamá y de la pareja del ex intendente de Quyquyhó, hoy día diputado de la Nación, Esteban Samaniego. Los ediles nos facilitaron como ejemplo dos copias de cheques, uno por valor de G. 20 millones, con el sello de caja del 3 de octubre del 2011 a nombre de Blanca Álvarez (madre). En la otra copia figura el endoso por parte de la novia de Samaniego, Patricia Corvalán, por G. 22 millones, también con el sello de caja, en teoría cobrado en noviembre del 2011. Forman parte de la lista también, docentes, policías y hasta una enfermera.

Concejales piden investigar a fondo

La Junta Municipal de Quyquyhó aprobó casi de manera unánime la intervención del municipio el pasado 1 de diciembre. Los concejales señalaron que se volvió insostenible la situación ante la falta de colaboración de la actual intendenta, Patricia Corvalán, quien además de su ausentismo, no remite informes desde que asumió en abril de este año, sobre la utilización de los recursos públicos.

“Es algo que hacía falta y ojalá qué se investigue a fondo. Nuestro pueblo es hermoso pero lastimosamente no avanza en absolutamente nada. Necesitamos saber que se hace con la plata que llega a la municipalidad”, manifestó Clementina Fernández de Orzuza, concejal por la ANR.

Por su parte, Natividad Morel del partido Unace resaltó que todo el procedimiento se realizó sin presencia de la intendenta Corvalán, según las informaciones que manejan, esta última se encontraba como de costumbre por Asunción y ni enterada estaba del allanamiento. Tanto Patricia Corvalán como Esteban Samaniego pertenecen al clan del diputado Miguel Cuevas, quien también está denunciado por corrupción, tras dejar grandes clavos en la Gobernación de Paraguarí, pero cuya causa está congelada.