Cerca de un centenar de ciudadanos autoconvocados de Villarrica denunciaron ayer ante el Ministerio Público al ex gobernador de Guairá, por la supuesta comisión de una serie de hechos punibles.

Ante la inacción de la Fiscalía sobre la serie de irregularidades en la gestión del ex gobernador Rodolfo Friedmann Alfaro, ciudadanos autoconvocados de Villarrica presentaron denuncia contra el mismo por supuesta comisión de varios hechos punibles contra el patrimonio público. Piden que se le abra una causa al ex jefe departamental por “lesión de confianza, enriquecimiento ilícito, apropiación”, etc.

Los ciudadanos que vinieron a denunciar al ex gobernador ante la Fiscalía también acercaron al Congreso copia de la serie de irregularidades detectadas en la auditoría realizada a la gestión de Friedmann. Fueron recibidos por los senadores Antonio Barrios y Enrique Riera.

Además, dejaron en Palacio de López una carta dirigida al presidente Mario Abdo Benítez, en la que consignaron los malos manejos por parte de Friedmann cuando estuvo al frente de la Gobernación de Guairá.

Rodolfo Tischler, quien lidera la organización de autoconvocados, calificó a Friedmann de “ladrón, sinvergüenza, que ni pagando a la gente tiene credibilidad”. El ciudadano cuestionó a la Contraloría por mantener congelado por más de un año el informe y a la Fiscalía por desentenderse de las malversaciones detectadas, que tomaron estado público en las últimas semanas.

Con el informe de auditoría fue descubierto que Rodolfo Friedmann pagó 203 mil raciones de almuerzo escolar no distribuidas por valor de G. 2.295 millones a su amigo, el diputado Éver Noguera, en el año 2016.

Salió a la luz que su tío Rodolfo Alfaro, hermano de su mamá Guadalupe Alfaro, falseó carga de combustible. Hizo figurar carga de 23.820 litros de gasoil de una sola vez, así también registra otra carga de 11.530 litros de gasoil en el tiempo récord de 7 minutos. En realidad estos suministros no existieron y lo que hicieron fue efectivizar el cupo de combustible.

Friedmann adjudicó contrato para talleres y mantenimiento de vehículos por valor de G. 1.087 millones a su hermanastro Ricardo Gotze, entre el 2015/2016. La Contraloría pilló que el ex jefe departamental llegó a triplicar pagos por los mismos repuestos y para mismo móvil a favor de su medio hermano y “mecánico de oro” de la Gobernación.

Para Friedmann, las denuncias son solo persecuciones por parte del grupo Cartes y se escuda en este argumento para no responder sobre las irregularidades que le comprometen.