Enrique López Arce, especialista en Empleo, manifestó que las mujeres divorciadas cuando buscan trabajo están más expuestas a propuestas indecentes. Para evitar situaciones de ese tipo, brindó una serie de recomendaciones. “Nadie tiene por qué indagar en la situación sentimental o relación personal de una mujer y si la seleccionan, debe ser por su capacidad”, expresó.

En ese sentido mencionó que, cuando en la entrevista se indaga sobre con quién vive, qué hace los fines de semana, si es divorciada y si tiene planes de retomar la relación, se debe tener mucho cuidado porque no se deben hacer preguntas sobre la vida personal y, en consecuencia, puede ser la previa de propuestas indecentes.

Lea más: Una obra que va a buen puerto

“Cada vez son más las divorciadas que buscan empleo, ellas cuentan que muchas han pasado por propuestas indecentes”, afirmó. Explicó que las probabilidades aumentan cuando la dama es divorciada, viene del interior o no tiene parientes en la capital.

“Por eso es muy importante que la mujer sepa sus derechos. Las entrevistas laborales tienen que ser sobre capacidad, experiencia laboral, estudios. Cuando el entrevistador empieza a indagar mucho sobre temas privados y relaciones personales, utiliza tu celular y empieza a grabar, probablemente vendrá la propuesta”.

Por último, López Arce aconsejó a no asistir a entrevistas que se den fuera del horario laboral, en viviendas particulares o lugares desolados, además de elegir empleos de consultoras de Recursos Humanos publicadas en páginas oficiales de empresas, servicios, públicos o de personas reconocidas.

Lea más: Preparar el sistema de salud para la donación de órganos, un paso necesario

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar