El uso del tapabocas es obligatorio por ley. Sin embargo, la aplicación de multas y sanciones quedó con algunas lagunas jurídicas, por lo que el Poder Ejecutivo prepara un nuevo proyecto con modificaciones, mientras ya rige la normativa.

Hernán Huttemann, asesor jurídico de la Presidencia de la República, aclaró que pese a los cambios que preparan en la ley del uso obligatorio de mascarillas, la normativa ya está vigente desde ayer viernes.

La legislación establece que todos los que circulen por el territorio nacional o concurran a lugares públicos o privados deberán utilizar los barbijos.

En los espacios cerrados como restaurantes, gimnasios, establecimientos de salud, iglesias y centros comerciales la utilización es en todo momento, excepto durante la práctica de ejercicios físicos o al momento de comer.

En los sitios abiertos, el uso es obligatorio solamente cuando no se pueda mantener la distancia de 1,5 metros entre personas.

Incoherencias

Huttemann explicó a GEN que las sanciones que estipula la ley solamente van para los propietarios de los locales y no para la persona que incumple con el uso del tapabocas, algo que consideran debe ser equiparado.

Otro aspecto a corregir es el punto que expresa que todas las personas en un ambiente cerrado, para cualquier actividad donde se reúnan más de cinco participantes, deben usar mascarillas, hecho que implicaría que incluso los miembros de una casa deben utilizarlo, algo que en la práctica es innecesario.

A esto se suma el conflicto con los municipios que figuran como autoridad de aplicación, en coordinación con la Policía Nacional, y con los que no hubo conversación previa para la sanción de la ley.

Las municipalidades deberán trabajar en la reglamentación de la normativa para determinar cómo llevar a cabo sus intervenciones. “Por eso estamos elaborando un nuevo proyecto que corrija esto, la reglamentación no puede contradecir a la ley”, contó Huttemann y adelantó que esperan concluirlo en los próximos días, para presentarlo a más tardar la próxima semana.

En cuanto a las multas, reconoció que un aspecto muy cuestionado es que pueda prestarse a la corrupción, por lo tanto, tratarán de que las multas sean justas.

“Estamos trabajando sobre el régimen de sanciones, mirando cuáles son los montos de sanciones que se aplican, después vamos a ver cómo están descritas, porque en la ley hay ciertas contradicciones que convienen aclarar”, afirmó.

Hernán Huttemann, asesor jurídico de la Presidencia de la República. Foto: Archivo.

Por qué no vetaron

Ante la consulta de por qué el Ejecutivo no vetó la ley en lugar de promulgarla, para luego presentar un nuevo proyecto con varias modificaciones, el asesor jurídico respondió que el mensaje que se iba a enviar a la ciudadanía con el veto hubiera sido contraproducente.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar