La pandemia del COVID-19 sigue causando efectos negativos en varios ámbitos y la festividad mariana más importante del país acusa el golpe. Aseguran que esta vez perderán importantes ingresos.

José Benítez, rector de la Basílica de Caacupé, comentó a la 800 AM que para esta nueva edición de la fiesta del 8 de diciembre realizaron préstamos millonarios. Previendo que se haría la celebración sin inconvenientes, las autoridades de la Iglesia prepararon montos cercanos a los 200 millones de guaraníes.

Sin embargo, con la prohibición emanada por el Ministerio de Salud, las pérdidas pasan a ser considerables no solo para ellos, sino que para toda la ciudad.

Te puede interesar: Preocupa a Salud Pública de Alto Paraná el aumento sostenido de casos COVID en Foz

“A medida que vayan pasando las semanas, los números entrarán en rojo”, advirtió. Incluso dijo que las cifras ya alcanzan los 450 millones en pérdidas.

Explicó que “ahora mismo los gastos mensuales que tenemos son de unos 80 millones de guaraníes” y que “tuvimos que apretar cinturones, a muchos funcionarios debimos darles de baja porque nuestros saldos ya no dan”.

“Nuestros ingresos están en las colectas, las alcancías, los baños, las santerías y el mirador. De eso vivíamos y pagábamos los sueldos a los funcionarios”, refirió Benítez.

Ahora las pérdidas podrían ser mayores para la ciudad, dado que las autoridades pidieron aplicar fase cero de cuarentena entre el 4 y 8 de diciembre. Además de las erogaciones al sector católico, la ciudad tendrá una pérdida mayor en el ámbito turístico, hotelero y gastronómico, calculándose que será de 10 millones de dólares.

Lea también: COVID-19: Asunción, Central y Pdte. Hayes registran más casos nuevos en las últimas semanas

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar