Al menos 100.000 tarjetas del billetaje electrónico están actualmente en manos de los revendedores, según informes del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam). El gremio trabaja con Jaha, una de las tarjetas del billetaje electrónico y evaluará implementar una promoción para frenar a los avivados.

César Ruiz Díaz, representante de la tarjeta Jaha y titular de Cetrapam, aseguró que no hubo quiebre del stock de las tarjetas, por lo que está seguro que las mismas están en manos de los revendedores. Agregó que actualmente hay disponibilidad en las sucursales de Aquí Pago y Pago Express.

“Hay 100 mil personas que necesitan tarjetas, pero esas 100 mil tarjetas están en manos de revendedores. La gente se está aprovechando, es lo mismo que pasa en los partidos. El revendedor es un haragán que está mirando dónde puede ir a hacer su golpe”, arremetió.

Lea también: Las dunas de San Cosme y Damián podrían desaparecer

Ruiz Díaz reconoció que el problema se dio en los puestos de venta, ya que los comercios vendían de a 10 y 20 tarjetas a un solo comprador, generando de este modo la concentración de los billetes electrónicos en pocas manos. Evaluarán cómo frenar este tipo de ventas.

También analizarán un incentivo para desalentar la compra de los revendedores y consiste en regalar dos pasajes a las personas que compran una tarjeta Jaha pero que sea nominal, es decir, que cuente con los datos del comprador, de esta forma el sistema permitirá que una persona tenga dos tarjetas a su nombre.

El entrevistado aclaró que estas tarjetas nominales, con dos pasajes gratis, no serán obligatorias para el comprador. Y reconoció también que un revendedor igualmente podrá ir a comprar una tarjeta de un puesto, luego otra de otro sitio y así sucesivamente, pero que se le complicará más el trabajo.

“Buscaremos la forma de poner una traba para que los aprovechadores no compren cinco a diez tarjetas. Acá se requiere de una estructuración para la venta”, indicó.

En otro momento reconoció que por culpa de un proceso de ajustes hubo inconvenientes a la hora de recargar la tarjeta, pero garantizó que todos recibieron su carga. “Ni una sola persona perdió un solo guaraní cuando cargó su saldo, sí se le acreditó tarde”, aseguró.

Lea también: Varios miles de manifestantes piden nuevas elecciones en Georgia

El empresario estimó que el 31 de diciembre de vuelta se tendrán las filas extensas de personas tratando de conseguir las tarjetas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar