El Poder Ejecutivo promulgó la Ley Nº 6.568 que obliga a los denunciados por violencia doméstica a utilizar pulseras con GPS. Es para determinar su ubicación y estar sujetos a rastreo.

La ley, que ya entra en vigencia a partir de ahora, fue modificada en su artículo 2, que trata sobre las medidas urgentes y dentro de las cuales se establecen seis puntos.

Lea también: Versión actual de COVID-19 es más infecciosa que la original, según estudio

El uso de los sistemas electrónicos está directamente vinculado a los incisos A y B del artículo en cuestión y serán aplicados a personas denunciadas por violencia.

La utilización de estos sistemas está asimismo relacionado a un estricto control de ubicación de la persona denunciada para evitar acercamientos a sitios donde rige orden de alejamiento.

Te puede interesar: Coronavirus provocará el cierre de 2,7 millones de empresas en América Latina

La modificación del artículo se oficializó el pasado 26 de junio en conjunto con otras leyes atinentes al uso del papel en instituciones públicas y gratuidad en servicios de transporte público para personas con discapacidad.

Fuente: Hoy

Dejanos tu comentario

15H

Finalmente las facturas de la Ande y Essap deberán ser abonadas ¿Fue la decisión correcta?

Click para votar