Después de décadas de debate, la principal autoridad geológica mundial decidió finalmente no conceder al Antropoceno, una etapa caracterizada por las huellas de la presencia humana en el planeta, un lugar especial en la historia geológica de la Tierra.

Texto y fotos: AFP

Aunque la actividad humana ha tenido impacto –aumento de gases de invernadero, propagación de microplásticos y otros contaminantes, extinción masiva de especies–, eso no significa que hayamos abandonado el Holoceno, el período geológico que comenzó hace unos 12.000 años al final de la última glaciación, para entrar a la “época del humano”, indicó la Unión Internacional de las Ciencias Geológicas (UICG).

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La entidad aprobó la decisión “de rechazar la propuesta de una época antropocena como unidad formal de escala de los tiempos geológicos”, indicó un comunicado de la UICG, confirmando una votación finalizada el 4 de marzo.

No hay derecho de apelación, aunque algunos miembros del comité de votación expresaron dudas sobre la forma que se tomó la decisión y la imparcialidad del procedimiento.

Estos argumentos fueron rechazados por la UICG, que consideró que, aunque no se constituya estrictamente una nueva época geológica, el término Antropoceno seguirá siendo ampliamente utilizado.

“Permanecerá como un descriptor inestimable del impacto humano en el sistema terrestre”, aclaró la organización, conocida por su intransigencia con los cambios.

CRITERIOS TÉCNICOS

En 2009 se creó un grupo de trabajo para determinar en qué medida la humanidad había cambiado o no las épocas geológicas, desde cuándo y cuáles son las señales más emblemáticas.

En julio, tras casi 15 años de estudios, los miembros del grupo eligieron el lago de Crawford, cerca de Toronto, Canadá, como lugar de referencia para el inicio del Antropoceno.

Los sedimentos estratificados en el fondo de este lago, cargados de microplásticos, cenizas de la combustión de petróleo y carbón, y lluvia radiactiva de las explosiones nucleares, son la mejor prueba de que se ha abierto un nuevo capítulo en la historia de la Tierra, concluyeron entonces los científicos.

Pero ya sabían que el reconocimiento del Antropoceno por parte de los guardianes de la UICG sería más que incierto porque muchos geólogos importantes consideraban que no se habían cumplido los criterios técnicos para introducir una nueva época geológica.

No hay desacuerdo en que la “era del hombre” ha provocado profundos cambios globales, reconoció Erle Ellis, un científico ambiental crítico de la propuesta del Antropoceno.

Pero “lo cierto es que no es necesario establecer un límite firme. Simplemente no es la cuestión más importante”, afirmó Ellis, profesor de geografía y sistemas ambientales de la Universidad de Maryland.

Investigadores separan estratos congelados de sedimentos que fueron extraídos del fondo del lago

SEÑALES GEOLÓGICAS

Para Martin Head, profesor de ciencias de la Tierra de la canadiense Universidad Brock y defensor del reconocimiento del Antropoceno, existe “una miríada de señales geológicas” de esta nueva era.

El rechazo del UICG es “una oportunidad perdida para reconocer y aprobar una realidad simple, a saber, que nuestro planeta abandonó su estado natural a mediados del siglo XX”, declaró Head a la AFP.

En julio pasado, un grupo de científicos señalaron el lago Crawford como el sitio que demuestra que ya empezó el Antropoceno, la época geológica que define el impacto del ser humano en la Tierra. Esta pequeña reserva de agua dulce contiene sedimentos con restos de microplásticos, cenizas depositadas por la combustión de petróleo y carbón durante décadas e incluso rastros de lejanas explosiones nucleares, según los datos del grupo de trabajo sobre el Antropoceno.

“Los datos demuestran un claro cambio desde mediados del siglo XX que condujo a la Tierra a cruzar los límites normales del Holoceno”, declaró entonces a la AFP Andy Cundy, profesor de la Universidad de Southampton, integrante de este grupo de trabajo.

La principal dificultad de los geólogos y científicos que defienden la causa del Antropoceno es la importancia de ese impacto en términos relativos, en comparación con la larguísima cronología de nuestro planeta. El término Antropoceno circula entre los expertos desde hace más de dos décadas, mientras que la cronología de la Tierra arranca hace unos 4.600 millones de años.

La historia del planeta se divide en eones, eras, periodos, épocas y edades geológicas. Actualmente estamos en la era Cenozoica, periodo cuaternario, época del Holoceno. La discusión entre los expertos se centra en determinar si el impacto humano, innegable, es lo suficientemente importante como para provocar ese decisivo cambio de época. El lago Crawford formaba parte de una lista de hasta doce yacimientos geológicos importantes para el grupo de trabajo sobre el Antropoceno.

Su importancia estriba en que sus sedimentos muestran una coincidencia de restos que no se había dado de manera tan sincronizada. La Tierra “ha cesado de comportarse de la manera que lo ha hecho durante 11.700 años”, aseguró Francine McCarthy, una profesora de la universidad Brock, que dirigió la investigación en ese sitio.

Etiquetas: #Antropoceno

Dejanos tu comentario