Por Milia Gayoso Manzur, miliagayoso62@gmail.com - Fotos: gentileza

Una nueva novela de la autora Lourdes Talavera salió a la luz y su temática de contenido histórico y revelador se abre ante los ojos de los lectores como una pintura en donde conviven los dolorosos momentos de la guerra, las enfermedades que diezman a la población y se destaca la figura sanadora y llena de bondad de un joven médico. De la mano de la autora, se camina por tiempos y circunstancias que han marcado a fuego nuestra sociedad. Presentó la obra la escritora Milia Gayoso Manzur, autora de este texto.

Acaba de salir del “horno” maravilloso y siempre generoso de la literatura, un nuevo trabajo de una escritora que bucea en un tiempo difícil y trágico para encontrar tal vez la esperanza en un hoy y ahora tan difícil y oscuro. Se trata de la novela “Entre revueltas y Pestes”, de Lourdes Talavera, que fue presentada en sociedad el viernes 10 de diciembre en el salón Cervantes del Centro Cultural de España Juan de Salazar. La presentación estuvo a cargo de la escritora Milia Gayoso Manzur y a ella le cedemos la palabra para que nos hable de la nueva historia y de sus ricos personajes:

“Transcurre el año 1878 cuando la pareja conformada por Purita Pujol y Pedro Robles ve nacer a su hijo, Benito. De niño fue un pequeño inquieto y juguetón como los demás, pero en su adolescencia ya comenzó a mostrar la luz de la que estaba habitado. Estudió, conoció nuevos amigos y mostró preocupación por las desdichas que se cernían sobre su pueblo”.

“Se acercaban al final de un siglo que había significado dolor, luto y grandes pérdidas para el país. Las familias se recomponían con gran esfuerzo y era común encontrar a las mujeres como jefas de hogar”, nos cuenta la autora.

CONTINUAR ADELANTE

El padre de Benito mencionaba que la Guerra Guasu casi los exterminó, sin embargo, la premisa fundamental para todo el país era continuar adelante. Con esa esperanza se iniciaba el nuevo siglo. Los jóvenes mantenían calurosas charlas filosóficas y discutían sobre sus ideas políticas.

En medio de esas discusiones, nuestro protagonista sintió la necesidad de mejorar las condiciones de vida de sus compatriotas. Miraba con tristeza los vientres abultados de los niños a causa de los parásitos y se propuso estudiar para cambiar esta realidad y otras que llegarían con los años.

Benito Robles creció y se convirtió en un médico respetado, preocupado por sus semejantes. Según sus propias palabras: “Elegí ser humanista ante cualquier ideología política!”. Su historia se inicia en la Asunción de la postguerra, y la autora desarrolla su vida en un escenario de fondo que es como un fresco. Vemos pasar las carencias terribles que dejó la Guerra Guasu sumado a las inundaciones periódicas con sus terribles consecuencias, las rencillas políticas y la reaparición de la temible peste bubónica, a finales del siglo XIX y principios del XX. Salvando distancias, en estos dos años de pandemia, el escenario se repite con problemas similares, sentimientos y emociones de los afectados en el país y el mundo. Todo es como un rueda que gira: a lo largo de los siglos, se repiten las tragedias y el ser humano lucha contra las adversidades para no sucumbir.

LA PESTE LUEGO DEL EXTERMINIO

Imaginen un país diezmado que además de todas sus desgracias se ve invadido por las ratas que transmiten la peste. ¿Cómo llega la epidemia a Paraguay? La peste bubónica ingresó a Sudamérica con la carga de un buque holandés que traía bolsas de arroz. Llegó a Montevideo, donde la carga fue transbordada a otro barco que lo trajo hasta el Puerto de Asunción.

Esta plaga que llegó a azotar gran parte del país, lo empobreció más aún. La Nación apenas se levantaba luego de la devastación que dejó la lucha contra la Triple Alianza, y con las rencillas políticas que hacían aún más irrespirable el aire.

Contada en dos tiempos, la novela nos trae también las historias de las mujeres que poblaron la vida de Benito, mostrándonos su valentía y entrega para sacar al país de sus cenizas. En la vida de Amparo, Pura, Mercedes, Aparicia y Margarita, se reflejan miles de paraguayas que levantaron solas sus hogares luego de perder a sus hombres.

Víctima de la misma peste que combatió, Benito Robles vivió apenas treinta y tres años, tiempo en el que Lourdes Talavera nos llevó de viaje a la capital paraguaya de entonces, París, Buenos Aires y Montevideo, mostrándonos sus encantos y carencias y las dificultades por las que pasaron una patria tan lastimada y sus pobladores.

Lourdes Talavera, la autora de la novela.

UNA HISTORIA ATRAPANTE

El resultado es una novela agradable y ágil, que entendemos significó mucho trabajo de investigación de la autora, con una historia atrapante que nos despierta la curiosidad de conocer más sobre aquellos días, cuando la Guerra Grande dejó una tierra sumida en la miseria y sus hijos intentaban recomponerla, algunos con la mejor de las intenciones, otros con la idea de sacar su propio provecho.

Al igual que lo hiciera Albert Camús con su monumental obra “La peste”, donde evidencia la lucha por la vida más allá de toda tragedia e ideología, Lourdes no entrega esta novela en la que los protagonistas buscan sobrevivir más allá del dolor y del infortunio”.

SOBRE LA AUTORA

Lourdes Talavera nació en Asunción, en 1959. Es narradora, ensayista y médica-pediatra. Es doctora en Medicina, pediatra. Máster of Science, Sanitarista. Magister en Educación, doctora en Ciencias de la Educación. Formada en la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y la Católica de Lovaina (UCL), Bélgica. Ejerce la pediatría y es docente universitaria, investigadora, y coeditora científica. Paralelamente, desarrolla una intensa actividad literaria. Es miembro de la Sociedad de Escritores del Paraguay, de EPA y de otras entidades de este sector.

Dentro de su variada producción literaria se cuentan los volúmenes de cuentos Nueva cosecha (colectiva, 2002); Junto a la ventana (2003); Zoológico Urbano (2004), Afinidades furtivas (2007); Sabor a algarrobo (edición cartonera, 2008); Senderos a ninguna parte y otros cuentos desatinados (2015). Así también ha publicado las novelas: Sombras sin sosiego (2009); Ajedrez perpetuo (2011); La dama y el tigre (2013). Ha publicado diversos ensayos en el suplemento cultural “Correo Semanal”, de U. Hora. Su obra ha sido incluida en antologías nacionales e internacionales y ha recibido distinciones literarias como la Mención de Honor del Premio “Jorge Ritter” 2004 y la Mención Especial del Premio “Roque Gaona” 2011.

Lourdes Tala­vera, sobrellevó los meses de pandemia escri­biendo un libro de cuentos titu­lado “Cuento de cuarentena y otros relatos”, editado por Ser­vilibro, con dibujo de tapa a cargo del artista Toni Roberto, ilustra­ciones de Rodrigo Hamuy Aquino y diagramación de Mirta Roa.

Dejanos tu comentario