Por Diego Sanabria - textos y fotos

El Centro de Interpretación del Gran Chaco Americano de Filadelfia es un sitio que ofrece una mirada histórica y ambientada para conocer más sobre la riqueza natural que posee el Chaco paraguayo.

Siguiendo con la travesía por el caluroso pero fantástico suelo chaqueño, el siguiente objetivo fue conocer a profundidad el Centro de Interpretación del Gran Chaco Americano, ubicado en la ciudad de Filadelfia, departamento de Boquerón.

El sitio se ha convertido en una de las grandes apuestas de la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) en generar espacios de alto interés donde el turista local y extranjero puede conocer toda la inmensa riqueza multicultural de las comunidades indígenas, la fauna y la flora de la Región Occidental del Paraguay.

El resultado ha sido excepcional, ya que el museo multitemático se encuentra al nivel de grandes espacios similares en las mejores capitales de Latinoamérica, donde la tecnología, arquitectura sostenible y la calidad humana se destacan. Antes de ingresar a la galería, varios árboles de samu’u dan la bienvenida simbólica, el aire seco y unos 42 grados de calor bajo sombra te posicionan definitivamente en un ambiente peculiar. Es el Chaco.

El centro de interpretación posee áreas de museografía donde se destaca la biodiversidad de la zona. El ecosistema natural del territorio es exhibido en su máxima expresión, tanto de día como de noche. Figuras de varios animales exóticos, únicos de este suelo, están plasmados por las paredes, al igual que una infinidad de tipos de plantas. Al avanzar uno se encuentra con un área dedicada a las diferentes etnias indígenas, objetos de las primeras tribus, vestimenta y una gráfica de múltiples rostros.

Esa emoción se detiene por un momento al ingresar al sector de la Guerra del Chaco, donde uno intenta alcanzar a entender la magnitud de lo que significó esa contienda y, sobre todo, a valorarla mucho más. Es una obligación nuestra que las nuevas generaciones absorban este tipo de contenidos porque representa el verdadero sentir del paraguayo, para quien pese a las adversidades rendirse nunca es una opción.

Al avanzar hay una reseña importante del desembarco de los menonitas, imágenes de las primeras reuniones con los originarios, su proceso de generación de una sociedad ajena a nuestras costumbres y cómo fueron desenvolviéndose para llegar hasta la industrialización de sus productos e incluso la evolución de sus propias costumbres. Está constituido de alguna manera por tres grandes naves diferentes unidas entre sí, integradas armónicamente.

Además, el sitio alberga un teatro para más de 80 personas, equipado con proyectores 4k y pantalla motorizada; una tienda de recuerdos y artesanías; área didáctica para niños, restaurante, área administrativa, de investigación y una biblioteca, así como de todos los sistemas modernos de seguridad, internet y climatización.

Su recorrido genera varios sentimientos, es descubrir que el Chaco paraguayo puede ofrecernos tanto, hasta recordarnos los males que ocasionaron y que siguen ocasionando los seres humanos.

PROMOVER EL CHACO COMO DESTINO TURÍSTICO

Javier Ramírez, director de Prestaciones de la Senatur, manifestó que el Centro de Interpretación es un gran lugar multitemático que invita a recorrer y conocer toda la riqueza que tiene el Chaco paraguayo en materia de naturaleza, histórica, productiva e interculturalidad.

“Estamos iniciando una serie de recorridos para promover el Chaco como destino turístico, hay una gran diversidad de actividades que se pueden realizar en la Región Occidental del país. Por un lado, hemos desarrollado un recorrido a sitios históricos, una apuesta al valor de varios de los fortines, los cuales están mucho más accesibles, autoguiados, con código QR, sistema braille, rampas de acceso y georreferenciados, lo que hace que los interesados puedan llegar de una manera mucho más fácil y comprender parte de la historia de la Guerra del Chaco y su importancia de esos lugares”, destacó.

El representante precisó que la zona de Loma Plata, Filadelfia y Neuland cuentan con programas para visitas especiales aliados con las cooperativas menonitas, que tienen un área de cultura y turismo muy bien desarrollada.

“Tenemos un cruce de culturas con un fuerte componente social y mucha diversidad temática que se puede realizar. Contamos con los parques nacionales, la laguna salada que tanto se busca para el avistaje de aves, toda una fauna y flora que no nos deja de sorprender, así como inversión privada dentro del turismo que busca posicionar a la región como una gran apuesta para todos”, añadió.

“Queremos que la gente conozca esta diversidad de opciones que tienen, ya que no es lo mismo hacer un paseo interno por la Región Oriental. Lo ideal es prepararse y saber cuáles son los puntos específicos que uno quiere conocer y desarrollar esa agenda”, dijo.

Recordó que la Senatur cuenta con todos los datos que uno precisa para visitar el Chaco, como mapas, folletos departamentales, opciones de agenda, teléfonos de los encargados de los lugares, así como existen agencias que se especializan en realizar visitas guiadas con diferentes opciones. “Queremos ser claros, el Chaco cuenta con infraestructura hotelera y gastronómica todo el año, así como opciones verdaderamente únicas para conocer”, mencionó Ramírez.

Remarcó el importante trabajo que viene ejecutando el MOPC y las empresas viales, en el marco de los trabajos de mejoramiento de la Ruta PY09 y sus accesos. “Hay lugares históricos que tienen guías permanentes como el Fortín Boquerón, también Isla Po’i tiene su guía, pero se debe contactar con la gobernación si se pretende un tour guiado o, caso contrario, uno puede utilizar los códigos QR que también tienen una gran cantidad de información. También dentro de este circuito está el Fortín Toledo y la Fundación Tagua, son lugares muy accesibles, el Fortín Trébol que la administra la cooperativa Fernheim y otros sitios más lejanos, pero que se precisa mayor planificación. Chaco Central está muy conectado, con una gran cartelera de opciones”, explicó.

También estuvo presente en el recorrido Lucio Luis Zavala, representante de la Junta Municipal de Filadelfia, quien indicó que el trabajo de mantenimiento del centro está siendo sostenido por la administración local. “Creemos que esto se debe difundir lo más que se pueda, ya que se trata de un centro de información donde uno después al terminar el recorrido interno debe tener una idea bastante acabada de lo que es nuestro Chaco por más que también tenemos otro tour, que es el histórico y el agroindustrial”, sostuvo.

“Aquí se resume lo que es el Chaco Central, siempre pedimos a las autoridades para que se promocione este sitio y cada vez más niños, así como jóvenes de la Región Oriental en vez de elegir lugares como el exterior, puedan visitar estos espacios que son espectaculares. Hay un potencial enorme y que está empezando, ligándose al desarrollo vial como corredores de integración. Consideramos que el Chaco tiene un gran futuro”, dijo el director de Prestaciones de la Senatur.

FINANCIAMIENTO DEL BID

El Centro de Interpretación forma parte de un conjunto de productos turísticos, generados en el marco del Programa Nacional de Turismo, financiado por el Gobierno central y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Entre ellos se encuentran El Circuito Vivencial del Mundo Guaraní, El Centro de Información y Recepción del Visitante Pykypó, El Embarcadero de Villa Hayes, El Centro de Información Turística y Exposición de Artesanías Indígenas - Tte. Irala Fernández y la Puesta en Valor de Comunidades Indígenas.

El Centro de Interpretación del Gran Chaco Americano, ciudad de Filadelfia, departamento de Boquerón, se encuentra a unos 448 kilómetros de distancia de Asunción, aproximadamente unas 7 horas por la ruta Transchaco, que en la actualidad se encuentra en fase de ensanchamiento en varios tramos.


Dejanos tu comentario