El embajador británico en Paraguay, Ramin Navai, habla con Augusto dos Santos para el programa “Expresso” del canal GEN, donde los tópicos pasaron desde el asado y la cerveza hasta los desafíos de la política exterior. Navai se muestra abierto y responde a todo. Habla de sus inicios, sus pasiones y del principal objetivo que emprende en su misión: abrir las relaciones comerciales entre el Reino Unido y nuestro país.

Fotos: Nadia Monges

–Augusto dos San­tos (ADS): Los embajadores viven en diversos países. ¿Se queda siempre con algún sitio y algún recuerdo, y qué sospecha que sería su recuerdo de Paraguay?

–La verdad no me hace falta mucho Londres. Acá el clima es rico. Pero hablando de Paraguay, lo que voy a extra­ñar acá es la gente más que todo. He tenido una bienve­nida muy calurosa y también la naturaleza. Por ejemplo, los árboles, eso es algo que me va a hacer falta, también los atar­deceres que son espectacu­lares aquí en Asunción. Pero muchas cosas realmente. Me siento muy en casa. El poco tiempo que he estado aquí me he sentido muy en casa.

–ADS: ¿Algún antecedente con América Latina?

–Sí, antes estuve trabajando en Bogotá. Viví en Colombia por cuatro años. Mi esposa es colombiana. Yo siempre que­ría volver a América Latina, no sé por qué siento algo espe­cial en esta parte del mundo. Incluso que he viajado mucho, creo que Paraguay tiene una magia que me tiene como muy entusiasmado con lo que puedo lograr acá.

–ADS: ¿Hay un espíritu que hace sentir un continente nuevo como tanto habla la literatura, en relación a un continente con muchos más años como Europa?

–No sé. Obviamente que Europa tiene una historia bien larga. Pero acá también tienen sus cosas bien distin­tas. La cultura paraguaya es algo que me ha impactado mucho como el tereré. Como el idioma guaraní. Fui a las ruinas jesuíticas, hay mucha historia en este continente. Latinoamérica tiene una his­toria muy rica.

–ADS: ¿Desde el 2013 como que se reinstitucio­nalizan las relaciones con más fuerza, qué balance entonces hasta ahora con Paraguay?

–Vamos bien en las relacio­nes bilaterales. En mi opinión fue un error cerrar la emba­jada en el 2005, pero desde el 2013 tenemos una relación bien amplia, está creciendo en temas de relaciones comer­ciales, con más estudian­tes paraguayos, trabajando, estudiando, trabajando en la lucha contra el cambio climá­tico. Trabajando con proyec­tos. Yo quiero más, pero esta­mos bien ubicados. Con una amistad histórica. Y también compartimos valores.

–ADS: Hay como una mate­ria pendiente, que no es solamente responsabili­dad de su país, sino bilate­ral, que es el incremento de las relaciones comerciales, embajador.

–Las cifras no son las que deben de ser, la verdad. Yo quiero que crezca más. Aumentó 40% desde que abri­mos la embajada en el 2013, pero ahora yo quiero que crezca más. Yo veo mucho potencial para que crezca y ese es mi gran reto como embaja­dor en Paraguay. Hacer que el intercambio comercial crezca entre los dos países.

–ADS: Hace siete años, había un sólo becario en su país y hoy eso creció expo­nencialmente, ¿no?

–Sí, eso me da mucha emo­ción. Ver que hay paragua­yos estudiando allá. Desde que se inició en el 2013, más de 150 paraguayos han estudiado en el Reino Unido mediante becas. Acabamos hace poco de tener una fiesta de despedida con los 13 que van a ir a estudiar este año y para mí ellos son los futuros embajadores de los dos paí­ses. Van a aprender y volve­rán a dar a su país. Estamos invirtiendo en el futuro y es algo muy importante.

–ADS: Se reanuda una ini­ciativa que tiene casi dos siglos, con Carlos Antonio López, pero es impresio­nante cómo tiene vigencia como en esa época.

–Claro, yo hablé de la historia. Pero es impresionante cómo existe todavía esa dinámica. Mi sueño como embajador es volver a esa época en el sentido de tener una relación mucho más importante. Y tengo fe, puede pasar.

–ADS: La diplomacia es una disciplina que evolu­ciona con el tiempo o son los mismos diplomáticos que vemos así en las películas.

–(Risas) Ha evolucionado bastante. Miremos el ejem­plo de las redes sociales. Los embajadores de hace diez años no usaban y hace 20 años no existían. Pero yo creo que eso transforma la forma de comu­nicar. Yo creo que los diplo­máticos siempre tienen que hablar, no solamente con el gobierno, sino con el pueblo.

–ADS: Además, las redes sociales son una especie de invitación a conmover un elemento casi histórico en la diplomacia como es la prudencia.

–Sí, porque eso fue algo súper formal. Pero hoy día, el mundo entero es como que cambió. La tecnología ha cambiado. No hay las barreras que existie­ron anteriormente. Creo que es el mejor momento para ser diplomático hoy día.

–ADS: ¿Embajador, cuál es su historia familiar?

–Yo nací en Londres en 1978, tengo 48 años. Pero mi ascendencia es iraní. Mis papás nacieron en Teherán. Pero Londres es una ciudad bien multicul­tural, entonces creciendo en Londres yo nunca la verdad me di cuenta de que tenía nombre diferente. Pero el Reino Unido hoy día es un país que antes teníamos una fama de mala comida, pero hoy por la migración tene­mos una comida muy rica. Fui al norte de Inglaterra, a Leeds, a estudiar política y economía.

–ADS: No estaba Bielsa.

–No. No, el loco Bielsa, que es impresionante. Bueno mi equipo no es Leeds, pero veo que ha hecho un gran trabajo allá. Luego volví a Londres y ahí empecé mi carrera diplo­mática en el 2002.

–ADS: ¿Lo primero que se da es que pensamos en el fenómeno de la inmigración vs. las actitudes de margi­nación, pero también hay un fenómeno cultural que es bastante popular que es la dificultad de conocer al otro?

–Es verdad y yo hablo bien de la inmigración y yo puedo decir honestamente que no toda la gente de mi país siente lo mismo. Por ejemplo, dije que creciendo en Londres no sentí tan diferente, pero cuando fui a la universidad sí, cuando fui a pueblos del norte me di cuenta de que había otros sen­timientos para la migración. Y no hemos solucionado en el debate, pero la inmigración es un proceso natural que va a pasar en el mundo y eso sin duda. Tenemos que hablar del tema. Hablar de las estructu­ras para proteger a la gente.

–ADS: La humanidad lleva siglos de procesos migrato­rios, pero ni en la univer­sidad ni en la escuela nos enseñaron cómo adminis­trar los procesos migrato­rios.

–Tiene razón. Mira, todos empezamos en África. Tam­bién es una necesidad, tene­mos que estar moviendo, desa­rrollando. Así hablamos más. Antes de la inmigración, nin­gún país puede decir que no había problemas. Tenemos que hablar más de todo lo que hay alrededor del tema, pero es natural y va a pasar por el resto del mundo.

–ADS: Con frecuencia se lo escucha, se lo lee en posicio­nes de defensa de los dere­chos humanos. ¿Esa es una actitud concreta suya?

–Mía y es la política de mi país. Es lo que nosotros tene­mos que hacer en las relacio­nes exteriores, proteger los derechos humanos en todo el mundo. Y eso es algo impor­tante para nuestra embajada en Paraguay.

–ADS: Se lo ha visto una posición muy nítida suya con respecto a los derechos humanos, el de las mujeres.

–Bueno, los derechos huma­nos son parte muy importante de nuestra política exterior. Y sobre el tema de la violencia hacia las mujeres, yo veo que no es solamente algo de aquí en Paraguay, es un problema mundial. Pero como embaja­dor yo quiero hacer como mi pequeño aporte, empoderar gente que está trabajando en este tema que es muy impor­tante. También quiero mos­trar mi apoyo para las que están sufriendo y poco a poco tenemos que hablar del tema. Hay unos proyectos que la embajada maneja para ayudar. Lo veo como un tema impor­tante, no solamente en Para­guay, sino en todo el mundo. Es algo que tenemos que mejo­rar. El gobierno tiene un papel importante en todo eso y he celebrado lo que el gobierno ha logrado acá.

–ADS: Quiero hablar un poco del proceso de divorcio con el continente. ¿Cuál es el estado después del acon­tecimiento?

–Bueno, salimos de la Unión Europea y el desastre que algu­nos pensaron que iba a pasar, no pasó. Pero como cualquier separación o divorcio, hay un proceso. Pero por una parte nos da más control de ciertas cosas. Y hablando por ejem­plo de relaciones bilaterales, lo que yo veo con Paraguay es que nos da más oportunidades para hacer cosas estando fuera de la Unión Europea. Porque volviendo al tema de las rela­ciones comerciales, podemos tener nuevas conversacio­nes, conversaciones directas sobre lo que Paraguay nece­sita y nosotros necesitamos. Yo veo un gran beneficio acá en mi puesto como embajador.

–ADS: Sería interesante saber cómo viven las nue­vas generaciones ese pro­ceso. Sospecho que es más dramático para quienes vivimos otros procesos y la integración era una herra­mienta indispensable. Seguro que los millennials y centennials tendrían una visión menos grave.

–Sí, yo creo que sí. Creo que los gobiernos hoy día, hablando en general, no están escuchando a los jóvenes suficientemente. El tema que mencionás es muy importante para nosotros, por ejemplo el cambio climático y la inmigración. Y hablando con los jóvenes, tienen pers­pectivas muy diferentes. Tam­bién sobre derechos humanos y sexualidades, esos son temas bien distintos. Y tenemos que estar pendientes a sus sue­ños para que podamos actuar ahora.

–ADS: ¿Qué es lo que agi­liza, le da mejor músculo a la situación actual, sobre posi­bilidad de tratados abier­tos con el Mercosur y con Paraguay?

–Queremos desde el Reino Unido hablar con el Merco­sur. Ya hay un acuerdo Merco­sur-Unión Europea. Nosotros estuvimos involucrados en ese proceso, entonces estamos viendo, ya queremos avanzar con el Reino Unido y el Mer­cosur. Obviamente hay cuatro gobiernos y tienen sus posicio­nes. Pero todo es un proceso y tiene su conversación. Pero al mismo tiempo, podemos ver un tratado de libre comercio con Paraguay, para abrir nue­vos mercados, y eso es impor­tante para crecer, el intercam­bio comercial.

–ADS: Hay un costado que le duele al mundo, y que es Afganistán, por todo lo que ha ocurrido. ¿Cuáles son las salidas humanitarias para su pueblo, pero también para la dignidad del mundo?

–La situación es muy com­plicada. Tal vez es más fácil si contesto como diciendo las tres cosas que mi país está haciendo. Primero nuestra prioridad ha sido la evacuación de británicos y los afganos que han trabajado con nosotros. Evacuamos 17 mil personas del país. La segunda parte es asegurar su reasentamiento en el Reino Unido y eso tam­bién va a ser complicado, lleva su proceso, porque es mucha gente en tan poco tiempo y queremos que estén protegi­dos y todo lo que implica, ini­ciar una nueva vida práctica­mente. Y el tercer punto es lo de organizar o establecer una respuesta internacional. Y eso es muy importante, que tiene cuatro puntos impor­tantes: queremos evitar la posibilidad de que Afganis­tán se vuelva un refugio de terroristas. Segundo, enfren­tar la crisis humanitaria. El tercer punto es proteger los derechos de los afganos y el cuarto es que debemos prote­ger las debilidades de la región. Esos son los puntos importan­tes. Pero tenemos que saber es que la realidad hoy día es que el talibán es quien controla el gobierno.

–ADS: ¿Por qué esa sensa­ción de fragilidad respecto a que sucedió algo en un rin­cón del mundo y cambió la historia de la relación con el resto del mundo?

–Es una buena pregunta, pero yo creo que la diplomacia y mucho de la historia nuestra cómo el mundo se repite un poco. Entonces no es nada tan nuevo. Hemos estado en esta posición antes en Afganistán y lo importante es que tenemos que aprender de la historia. Personalmente yo creo que no aprendemos lo suficiente, pero cada vez aprendemos un poco más. Y ese es el avance que debemos mostrar.

–ADS: ¿Qué se puede decir al respecto del financia­miento de América Latina y esa región?

–Entiendo que hay preocupa­ciones, pero desde mi punto de vista, viendo los otros proble­mas que hay de seguridad, eso no debe ser tan preocupante. Porque hay otras cosas que deben ser prioritarias, creo yo. Y no hay un riesgo predo­minante creo yo, puedo estar equivocado, las cosas pue­den cambiar, pero dentro de las cuestiones de seguridad, no lo veo como un riesgo que necesita acción alguna hoy.

–ADS: ¿Cuál es el poten­cial del fortalecimiento de estos grupos extremis­tas de cara a las próximas décadas?

–¿Del Medio Oriente? Esta­bilidad en los países es lo principal que necesitamos. Que las economías crezcan. Tenemos que dar oportuni­dades a los jóvenes. Es algo que siempre hemos tenido. Siempre hemos tenido vio­lencia en el mundo. Algunos utilizan la excusa de la región, otros otra cosa. Y siempre se necesitó lo mismo. Estabili­dad, crecimiento económico y con esto podemos empezar a solucionar ciertos proble­mas. No va a ser fácil, hay divisiones muy grandes, pero el único camino para enfren­tarlo, hablarlo y creer en una estabilidad en la región en el Medio Oriente es esto.

–ADS: Un año en Paraguay. ¿Cuáles son sus platos esco­gidos como favoritos?

–Un asado con chipa guasu y una cerveza bien fría. Cer­veza paraguaya bien fría, con este calor tiene que ser bien fría. Ahora sí que estamos hablando de temas importantes.

–ADS: Ahora estamos empezando.

–Y con el fútbol en la TV, un asado en el quincho. Sí, eso es.

–ADS: ¿En Inglaterra no tenían asado, tele ni cer­veza?

–Sí, pero en un pub. No se puede estar en el patio porque generalmente está lloviendo o hace frío. No, tampoco es que está tan mal el clima, pero acá creo que tiene mucha mala fama el clima. Hablando de lo que me hace falta, un pub, eso es algo de Londres que debo tener acá.

–ADS: Año 2022 y en el Mundial de Qatar se enfrentan Paraguay vs. Inglaterra, ¿qué tuit vamos a poder esperar de usted?

–Algo aburrido segura­mente. Como que gane el mejor equipo (risas) tal vez, como un emoji. No voy a tener muchos likes, pero mejor ser diplomático.

–ADS: Uno de los momen­tos más recogidos por las redes fue la adopción del gato. ¿Cómo va eso?

–Muy bien. Es una princesa, domina la casa. Mi esposa la encontró afuera de la casa, la lle­vamos al veterinario y bueno, ya es la dueña de la casa. Los gatos siempre dominan la casa.

–ADS: ¿Tiene perros?

–Los amo también. Amo todos los animales, si tuviera espacio podría tener muchos animales.

–ADS: ¿Cómo se ve desde las plateas del Arsenal lo que está pasando con el Manchester y Cristiano Ronaldo?

–Como embajador tengo que decir que es muy bueno que Cristiano haya vuelto a la liga. Pero quiero que no haga goles, que Manchester pierda todos los partidos y que se queden fuera de la Premier. Dejame soñar, porque sé que eso no va a pasar, porque tienen muy buen equipo.

–ADS: Sin fútbol el mundo sería indiplomáticamente imposible, ¿no?

–Sí, cuando se habla de la Pre­mier no hace falta que yo sea tan diplomático. No Manches­ter, Chelsea… no.

–ADS: Eso tiene el fútbol, el gesto de autenticidad.

–Sí, eso sí, totalmente.

–ADS: Y a medida de que van avanzando en el fútbol eli­minar las actitudes xenofó­bicas, creo que están gene­rando un mundo mejor.

–Eso mismo. Y es un idioma glo­bal. Porque en cualquier parte del mundo, es como la música. Uno puede ir a cualquier parte del mundo y hablar del Arsenal, bueno ahora no tanto.

–ADS: ¿Ha podido ir a la can­cha?

–He ido a ver un partido entre Olimpia y Cerro. Yo no voy a ele­gir un club acá.

–ADS: Le dieron fama ya de olimpista, porque se fue a un partido de Copa Libertado­res.

–Fue contra Flamengo.

–ADS: Embajador, acá no se puede ser de Olimpia y Cerro… Eso tendríamos que trabajarlo...

–Claro, pero estaba jugando en un partido internacional, entonces ahí siempre voy a apoyar a un equipo paraguayo, siempre.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar