Por Jorge Zárate, Jorge.zarate@gruponacion.com.py

La pésima estrategia de adquisición de vacunas impacta en el peor momento de la pandemia. Se pide la vacunación casa por casa ante la escasa concurrencia en puestos fijos. Los contagios, las internaciones y los fallecimientos crecieron durante las últimas semanas a un ritmo preocupante. El Gobierno quiere aprobar las restricciones mediante una polémica ley que cosechó rechazos.

Mientras los voceros del Gobierno siguen anunciando arribos que no siempre se producen, hasta el momento, solo 194 mil dosis de vacunas de las que compró el Gobierno llegaron al país, siendo las restantes donaciones que se recibieron hasta completar 417 mil dosis que es el total de las que arribaron. Hasta ahora, el lento proceso de vacunación solo consiguió inocular a un 3,6% de los 4 millones de personas que se pretenden vacunar en el año.

Es un 2% de la población total del país estimada en 7,5 millones de personas. Se inyectaron unas 148 mil dosis por fallas en el operativo de vacunación que espera que los adultos mayores, uno de los sectores más pobres y postergados del país, se agenden por vía informática y concurran a los puestos fijos establecidos. La vacunación estaba habilitada a mayores de 75 años, pero para mejorar la afluencia, el Ministerio de Salud lo hará para los mayores de 70 a partir de este lunes.

Sigue siendo sorprendente que hasta el momento no se incrementen las cuadrillas para vacunar casa por casa, ya que desde el 25 de abril, que llegó un refuerzo de 234 mil dosis, no se terminó de vacunar al personal de salud, que son unos 96 mil trabajadores, de los que poco más de 72 mil recibieron sus dosis.

Lo del Hospital de Calle’i, en San Lorenzo, fue escandaloso. Allí hicieron esperar en colas interminables a los adultos mayores que venían a pie y a los que lo hicieron en vehículos, generando una aglomeración de personas que es el elemento principal para los contagios, un verdadero despropósito. Se corrigió al otro día, llevando el centro vacunatorio al local que el partido Unace tiene sobre la avenida Mariscal López en San Lorenzo. Algo parecido ocurrió en el Hospital Materno Infantil de Trinidad, cuya situación contrastó con la poca gente que concurrió al complejo de la Secretaría Nacional de Deportes (SND) y a la ex Cimefor en Mariano Roque Alonso.

TRAGICÓMICO

Mientras pasaba esto, el ministro de Salud, Julio Borba, le pidió al mecanismo Covax que ya no envíe vacunas de AstraZeneca. Borba le adjudicó a los temores que la población tiene con respecto a dicha vacuna, la baja concurrencia registrada en la semana a los vacunatorios. Vale recordar que varios países europeos llegaron a suspender su aplicación por episodios de trombosis registrados en mayores de 50 años. “El lote (que llega en mayo) es todavía AstraZeneca, pero solicitamos el cambio a cualquier otra plataforma (en los siguientes lotes). Ayer tuve una reunión con la representante interina de la OPS en Paraguay y me dijo que probablemente a final de mes llegarán las 134.400 dosis”, dijo Borba.

El canciller Euclides Acevedo anunció que arribarán este mes 800 mil nuevas dosis para completar la inmunización del personal de blanco y los adultos mayores de 60 años, desde la India, Emiratos Árabes Unidos, Qatar, Rusia y probablemente un remanente de los Estados Unidos. “Este mes de mayo vamos a tener, de acuerdo a nuestros cálculos verosímiles, comprobables, 800 mil dosis”, anunció. “Acá es bueno aclarar que lo importante no es tener la vacuna, lo importante es la planificación para que ellas alcancen a todos y a todas, y esa es una cuestión de organización”, agregó increíblemente para pedir que las Fuerzas Armadas ayuden a vacunar. “Las Fuerzas Armadas tiene que salir con sus vehículos a vacunar a los abuelitos. ¿Cómo una persona de 80 o 90 años va a andar formando fila para vacunarse? Eso es lo que reclamo”, planteó. La desesperación alcanzó a la Cámara de Diputados que aprobó un proyecto de declaración, de Raúl Latorre (ANR), que insta al Ejecutivo a la firma de un acuerdo con Rusia para la producción de vacunas Sputnik V en el país.

Pero la que se llevó el destaque fue la gestión del titular de la Secretaría Nacional de Inteligencia (SNI), Esteban Aquino, que insistió en el pedido de vacunas al agregado de defensa de la Embajada de Estados Unidos, mayor Charles A. Litz. “Hemos aprovechado esta amena reunión para reiterar nuestro pedido formal de vacunas a los Estados Unidos.

En este momento es la absoluta prioridad, y precisamente de ello se ha conversado”, informó sobre la reunión en la que también se abordaron temas relacionados a la cooperación estratégica en el área de inteligencia.

“LEY GARROTE”

Entre tanto, la discusión por la conocida popularmente como “ley garrote” se encendió en la tribuna política. La idea del Ejecutivo es que las medidas sanitarias y las restricciones se vuelvan una ley para evitar la desgastante seguidilla de decretos presidenciales sobre el particular que ya no están teniendo el mismo acatamiento que hace unos meses atrás. El proyecto prevé pena privativa de libertad para los que organicen fiestas clandestinas, entre otros casos. También multas de 300 jornales mínimos (unos 110 mil dólares estadounidenses) a los infractores de las medidas sanitarias y la polémica se centra en los artículos 23 y 24, que castigan la inmunización irregular, el hurto y el hurto agravado de insumos médicos y remedios.

Kattya González, diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN), lo consideró como “el reflejo autoritario del Partido Colorado”, advirtiendo que brindarle más facultades a la Fiscalía y a la Policía sería como “ponernos una soga al cuello”. Y agregó: “Considero que este proyecto de ley se debe rechazar. Este es el reflejo del autoritarismo y tenemos que tener en cuenta la lectura política de este proyecto de ley. Este gobierno debe concentrarse en conseguir vacunas y medicamentos”, dijo a la prensa.

Stephan Rasmussen, senador de Patria Querida, se quejó: “En lugar de apurar la compra de vacunas y su aplicación, el presidente (Abdo Benítez) presenta una ley para reprimir. La Ley de Emergencia Sanitaria se enmarca más en una dictadura que en una República, otra burrada política del Presidente”, mencionó.

La senadora del Partido Democrático Progresista (PDP) Desirée Masi mostró alguna apertura hacia la normativa: “En los grupos de médicos dicen que fueron abandonados, ellos piden que se haga algo porque ya no pueden, los hospitales necesitan un respiro, los pacientes están por los pasillos”, recordó.

Los senadores del Frente Guasu coincidieron en su oposición al proyecto, insistiendo en la “ineptitud recurrente” del Gobierno. El oficialismo insistirá porque la situación es crítica ya que en la semana se espera superar los 300 mil casos y los 7 mil muertos. La cantidad de internados llegó el 6/5 a más de 3.200 personas con unas 545 en terapia intensiva, es decir, con ocupación total.

Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, manifestó que 56% del país está en zona roja del covid-19, entre los lugares se encuentran el departamento Central, Asunción y el sur del Chaco como focos principales. Seriedad, responsabilidad y acción son lo que pide una población cansada de su clase política y de los golpes de esta cruel enfermedad.

Dejanos tu comentario

13H

¿Te aplicarás la vacuna contra el COVID-19 cuando llegue a tu franja etaria?

Click para votar