Por Toni Roberto, tonirobertogodoy@gmail.com

Fotos: gentileza

Hoy Toni Roberto nos lleva a recorrer los recuerdos sobre “Maruja” Regojo, quien fuera proclamada “reina del pueblo” en 1949 y que falleciera hace unas semanas.

Hace ya unos meses debía entrevistarle a María Elena “Maruja” Regojo Colunga, pero por esas vueltas de la vida y, sobre todo, por la pandemia aplacé varias veces la charla. Lastimosamente ella falleció hace unas semanas. Pero hace unos días toca el timbre de mi casa Natalia dos Santos, la hija de “Maruja”, y me entrega cuatro álbumes, dos de 1949 y dos de 1950. Encontrarme con los mismos fue como si estuviera hablando con esta reina que se fue y a la que conocí hace muchos años. El orden en el que están puestas esas viejas publicaciones hizo que por fin entendiera por qué ella fue proclamada “reina del pueblo” en 1949.

En aquel año, el Paraguay tuvo tres golpes de Estado y cuatro presidentes, J. Natalicio González, Raimundo Rolón, Felipe Molas López y Federico Chaves, quien asumiría el poder el 11 de setiembre de 1949. Unos días antes de esa fecha se preparaba el Certamen Nacional de Belleza al que se presentaron señoritas representantes de diferentes clubes. Entre ellas estaba “Maruja” Regojo, quien representaba al Club Deportivo de Puerto Sajonia.

LAS CANDIDATAS

En una publicación periodística del miércoles 7 de setiembre de 1949, la comisión organizadora convocaba a una reunión en el Unión Club que decía:

“Se notifica a todas las candidatas que participarán en el Concurso Nacional de Belleza que se realizará el sábado 10 del presente mes en el estadio Comuneros que deberán presentarse mañana jueves 8 en el Unión Club a las 18:00 con el fin de recibir instrucciones para su presentación en dicho certamen”.

También daba la nómina completa de candidatas y el nombre de las entidades a las que representaban: por el Unión Club, María Selva Andrada, Kikí Romero y Pupy Codas Rivarola; por el Guairá, Olinda Benítez; por el Centro de Estudiantes de Química y Farmacia, Gilda Caló; por el Rowing Club, Porota Caniggia; por el club Cerro Porteño, Yiya Ginés y Mimosa Pérez Gamarra; por el club Olimpia, Negra da Silva; por la Escuela Normal Número 2, Nimia Gómez Abadie y Ana Victoria Mascheroni; por la Asoc. de Emp. del Ministerio de Economía, Nita Mallén; por el Deportivo Sajonia, María Elena Regojo Colunga, María Celia Monges Oliver y Josefina Bordas; por el Centenario, Teresita Gubetich; por el club Libertad, Ilda Rolón; por Benjamín Aceval, Yolanda Paredes; por la Asoc. de Empleados de IPS, Julia Samudio; por la Federación Universitaria del Paraguay, Nelly Vallejo Zarza; por El Trébol, Beatriz Corrales; por el Mbiguá, Dolores Martínez; por el Goethe, Gladys Tubino; por la Asoc. Emp. M. Educación, Dina Elida Parquet; por la Escuela Normal Número 1, Estela Riego, y María Estela Bilbao, esta última sin datos de representación.

LA VOTACIÓN

El Diario El País del martes 6 de setiembre de 1949 decía: “Para elegir a la reina, el público tendrá la opción a la elección por votación general a las diez mejores candidatas; para el acto eleccionario cada entrada dará derecho al voto. Ahora bien, una vez que el público haya elegido, el jurado de honor, de entre ellas y en votación secreta elegirá la reina de belleza del Paraguay, que representará a nuestro país en el Certamen Continental de Lima (Perú)”. Sigue diciendo:

“Los miembros del jurado de honor serán sorteados la misma noche de la fiesta en la siguiente forma: en un frasco de vidrio estarán contenidos veinte y cinco sobres, 15 de color blanco y 15 de otro color con los nombres de 10 personalidades respectivas (del gobierno, de la banca, de la industria, del comercio y del cuerpo diplomático)”.

LA NOCHE DE ELECCIÓN EN EL COMUNEROS

Llegó la noche esperada del sábado 10 de setiembre de 1949 en el hoy desaparecido estadio Comuneros –lugar de tantas glorias paraguayas como el de la consagración de las Campeonas del Sudamericano de Basquetbol en dos oportunidades– donde 5.000 espectadores debían elegir a las diez señoritas más votadas, de las cuales el jurado debería elegir a la reina y sus acompañantes.

Las finalistas a reina de belleza del Paraguay. Estadio Comuneros. Asunción, 1949. (Foto La Tribuna).

LA PREFERIDA DEL PUEBLO

Las preferidas del público fueron dos, entre ellas “Maruja” Regojo, que cosechó gran aplauso de la multitud del evento. Al no ser elegida, hubo una reacción general del público que exclamaba: “Veinte, veinte!”, aludiendo a la preferida. A partir de ahí hubo todo un movimiento en los medios escritos de la época y la “reina del pueblo” fue llevada en un auto decorado con flores a recorrer el centro de Asunción. Cartas, notas, columnistas de diarios de la época, como uno con el seudónimo “Vocero del Pueblo”, escribía el domingo 2 de octubre de 1949 lo siguiente refiriéndose al jurado:

“Al efecto de discernir el cetro majestuoso de reina de belleza del Paraguay, se nombró un jurado, entre cuyos componentes no conocemos a ninguno que sea un artista del lápiz, ni de los pinceles, ni de la fotografía, ni tampoco de la crítica artística, personas que podrían juzgar con conocimiento de causa, y mediante comparación y análisis discernir en conciencia su veredicto, ante el cual todos, absolutamente todos, inclinarían la cabeza por lo justo y razonable de su determinación”.

La polémica siguió. La Tribuna del jueves 13 de octubre de ese mismo año publica que la “reina del pueblo”, “Maruja” Regojo, fue invitada a prestigiar con su presencia la elección de reina de Itauguá, donde salió electa reina la señorita Reina Daniel.

“Maruja”, la reina del pueblo, termina coronada en marzo del año siguiente reina del carnaval 1950 en una noche de luna encantada a orillas de la bahía de Asunción en el Club Mbiguá, hasta donde llegó en una góndola seguida por otras embarcaciones por su público, que ya la eligió “reina del pueblo” el año anterior en el viejo estadio Comuneros.

Maruja Regojo, la reina del pueblo 1949, llegando al Mbiguá para la coronación de Reina del Carnaval. Asunción, 1950.
“Maruja” Regojo, reina del Pueblo. Asunción, 1949.
Coronación de reinas del carnaval, Revista Estrellas. Asunción 1950


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar