El duque de Edimburgo (99) sale del hospital y vuelve con la reina. JLo se convierte en la “señora de los anillos” aunque esté separada, tiene 5 de compromiso. La reina Sofía de España (82), sonriente, llena de amuletos, un día después de vacunarse, respetando el turno como cualquiera. Tom Cruise pone en venta su rancho de ensueño.

FELIPE VOLVIÓ AL PALACIO

En contra de todos los pronósticos debido a su avanzada edad (nada menos que 99 años) y tras dos semanas recuperándose de una operación cardiovascular y casi un mes ingresado en dos hospitales distintos, Felipe, el duque de Edimburgo, recibió el alta, y se trasladó al castillo de Windsor, donde le esperaba la Reina. Las cámaras pudieron captar al duque saliendo del hospital londinense, tras la operación que lo tuvo 2 semanas ingresado por una infección, que llevó a que se le detectara una afección cardíaca. Ha sido un final feliz para la estancia hospitalaria más prolongada que haya tenido Felipe, lo que hizo temer por su salud, que siempre se destacó por ser un hombre sano, el duque fue el 16 de febrero al hospital King Edward VII tras sentirse “indispuesto”. Allí permaneció hasta que el día 3 de marzo fue trasladado al St. Bartholomew para ser operado, y ser devuelto días después al King Edward VII para su convalecencia. El duque, a través de un portavoz del palacio de Buckingham, “ha querido agradecer a todo el personal médico que le ha atendido” en ambos hospitales escuela y públicos, así como “a todas las personas que le han deseado una pronta recuperación”. El duque recibió la visita de su hijo, el príncipe Carlos, el 20 de febrero. A su llegada a Windsor, residencia temporal de la Reina, se mostró sonriente desde el coche y saludó a la prensa con la mano. Ahora tendrá que enfrentarse a un mundo muy distinto al que dejó cuando entró en el hospital: uno en el que su nieto, el príncipe Harry, ha dinamitado la estabilidad monárquica en una entrevista de alcance mundial junto a su mujer, Meghan Markle. La prensa reflejó el viernes que el marido de la reina Isabel II “no está al tanto de toda la repercusión” que han generado las declaraciones de los duques de Sussex. Según Katie Nicholl, corresponsal de la realeza de Vanity Fair, los Windsor han hecho todo lo posible para que la polémica generada por las declaraciones de los duques de Sussex no llegaran a oídos Felipe.

LA “SEÑORA DE LOS ANILLOS”

El mundo de la jet se vio convulsionado por los ¿rumores? de separación de la diva Jennifer López y su musculosa pareja, el deportista Alex Rodríguez. No podemos decir, como algunos medios, que se han divorciado, ya que no llegaron a casarse, pues, aunque conviven hace tiempo y se han comprometido, ha pospuesto la boda varias veces a causa de la pandemia. Los medios más informados directamente apuntan a que el deportista y la diva han puesto fin a su relación tras dos años de compromiso y aclaran con un dejo de humor corrosivo que: “la cantante no piensa devolverle el anillo”. Fuentes cercanas a la pareja confirmaron a varios medios norteamericanos la ruptura de la pareja y que ambos, separados por cuestiones laborales (él en Miami y ella en República Dominicana donde está filmando) están separados. Sin embargo, ellos han informado a través de sus agentes de prensa que no están separados, sino pasando por una etapa crítica y que ambos están “trabajando para sacar adelante la pareja”. Bueno, ¿y por qué la ironía de los anillos? Bueno, es que a JLo se la conoce también como la poseedora de nada menos que 5 anillos de compromiso de altísimo valor y el último, el que le entregó Rodríguez en la playa con video mediante compartido, es un diamante envidiable de muchos quilates. JLo se casó 3 veces, pero tiene en su haber nada menos que 5 anillos de compromiso, como el maravilloso diamante rosa que entonces su prometido Ben Afflek le dio y que mató de envidia a Barabra Streissand, de 6.1 quilates que entonces costó US$ 2,5 millones. También está en su colección el extraordinario (y hasta ahora más caro) de su ex esposo Mark Anthony, un diamante azul de Harry Winston de 8.5 quilates, que entonces costó US$ 4,5 millones, cuatro veces más costoso que el de Alex Rodríguez que lució orgullosa en su última relación. ¿Qué hará JLo con tantos anillos? Hay rumores de que los vendería, pero es difícil para una diva separarse de un diamante. Mucho más difícil que dejar a un novio o a un marido ¿No les parece?

TEMPORADA DE DIVORCIOS

La pandemia también tiene sus “daños colaterales” en lo que respecta a los matrimonios que parecían destinados a perdurar luego de atravesar muchos obstáculos. Uno de ellos es el de la periodista deportiva Sara Carbonero y el ex arquero Iker Casillas, que ante la sorpresa de todos, confirmaron su separación. La ex pareja lo hizo publicando en sus cuentas de Instagram un comunicado donde afirman en forma muy civilizada que “tanto Iker como yo nos sentimos enormemente orgullosos de la familia que somos y de haber podido compartir un amor que nos ha llenado de felicidad durante todos estos años de unión”. “Hoy nuestro amor de pareja toma caminos distintos, pero no lejanos, puesto que seguiremos juntos en la maravillosa tarea de seguir siendo padres dedicados como hasta ahora lo hemos hecho. Es una decisión muy meditada y que tomamos de mutuo acuerdo”, etc., etc. Según los medios, desde febrero ya no convivían y ella, que atravesó el año pasado un cáncer de ovarios luego de que él sufriera un infarto en Portugal donde jugaba en Oporto, estaba de regreso en Madrid, aguardaron para informar oficialmente a que ella pasara por una segunda operación, momentos en que Iker le acompañó públicamente. Según los medios, las infidelidades de Iker hicieron que decidieran cortar por lo sano y separarse.

VACUNADA Y DE REGRESO

Espléndida, con el cuello y las muñecas “plagados” de collares y pulseras con distintos tipos de símbolos considerados amuletos contra todo tipo de desgracias, reapareció en público la reina emérita Sofía de España. Doña Sofía, de 82 años, fue noticia el día anterior a esta reunión por haber recibido la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus. Según informó la Casa Real, la Reina fue vacunada “siguiendo todos los protocolos sanitarios” en el centro de salud Fuencarral, el más cercano a su domicilio del palacio de la Zarzuela. Sin privilegio alguno y cuando le tocó por la edad, recibió la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. Así de relajada participó de la reunión anual de la junta directiva del Queen Sofia Spanish Institute, entidad dedicada a fomentar el interés por la cultura del mundo de habla hispana entre los estadounidenses con la que colabora desde hace años entregando en Nueva York la Medalla de Oro del instituto a personalidades como Antonio Banderas, Penélope Cruz, o la duquesa de Alba. Vestida con una colorida blusa en tonos morados y azules, la Reina ha conversado vía internet con otros miembros del Consejo y, como dijimos, llamaba la atención la cantidad de amuletos que se ha puesto: además de varias de las pulseras y collares repletos de ojos de turco o nazar, el amuleto más popular en países como Grecia o Turquía, que suele usar regularmente, la Reina emérita lucía un colgante en forma de trébol de cuatro hojas y varias estrellas de ocho puntas, símbolo también de la buena suerte. ¿Será que quiere protegerse de las malas vibras de los problemas que atraviesa su esposo “exiliado” en Emiratos?

TOM CRUISE VENDE SU RANCHO

La verdad es que llamar “rancho” a semejante propiedad es casi una forma de hacer bromas, pero en realidad, allá en el Norte, se le llama “rancho” a todas las propiedades rurales. Y, en este caso es una magnífica propiedad que está valuada en muchos millones de dólares y que su propietario famoso puso a la venta por US$ 40 millones. El rancho está en las faldas de las montañas Rocosas y Cruise había comprado esa propiedad de 130 hectáreas en los años 90 e invirtió una millonada para crear un refugio digno de la mejor película. En realidad el precio exacto que pide Tom por el rancho de la zona de Telluride (Estado de Colorado) es de 39,5 millones de dólares.

La finca está entre dos parques nacionales y tiene además de muchas hectáreas de terreno una hermosa y enorme casa principal y otra anexa para huéspedes. Ya en el 2014 había querido vender la propiedad por 60 millones de dólares aunque la operación fue privada, no como ahora a través de agentes inmobiliarios. Supuestamente, el agente vendedor dijo que Tom no había querido deshacerse de esa propiedad por lo que pedía un precio tan alto y agregó que fue el propio actor el que diseñó la casa principal, una mansión, de 930 m2, como una gran cabaña de piedra y cedro de cuatro dormitorios, techos con enormes vigas y varias chimeneas, una biblioteca, sala de billar, spa, oficina y garaje. También hay una casa anexa para huéspedes y otra para el servicio. La finca cuenta con pista para motos de nieve y todoterrenos, una cancha deportiva y un helipuerto para aterrizajes al estilo de Cruise. Ubicada en una ladera montañosa y entre los bosques nacionales San Juan y Uncompahgre de Colorado, se halla a once kilómetros de la localidad de Telluride y lo suficientemente resguardada del ojo público por un camino de más de kilómetro y medio de largo desde la entrada a la propiedad.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar